El presidente de la CNMC aboga por la vía del "diálogo" sobre las viviendas turísticas

El presidente de la CNMC aboga por la vía del "diálogo" sobre las viviendas turísticas
24 de mayo de 2018 EUROPA PRESS

MÁLAGA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha abogado por "la vía de diálogo" en relación con las viviendas turísticas.

En declaraciones a los periodistas, tras la inauguración de las Jornadas Nacionales de Defensa de la Competencia y Mejora de la Regulación, que se celebran en Málaga y que abordan esta cuestión, Marín Quemada ha indicado que "estamos en un momento de tránsito de una realidad que no es que esté por venir, sino que está ya instalada con naturalidad en los mercados de toda Europa".

Cuestionado por las viviendas turísticas y las medidas limitadoras que se pretenden por algunos municipios, ha indicado que las autoridades de competencias, entre ellas la CNMC, "tienen capacidad de impugnación" de las decisiones de ayuntamientos y otros gobiernos cuando se entiende "que son contrarios a la competencia".

"Pero no es la tarea de impugnación lo importante, sino la tarea de diálogo para evitar la impugnación", ha asegurado Marín Quemada, quien ha señalado que la homogeneización es "el objetivo de la ley de unidad de mercado", aunque ha apuntado que "tenemos una realidad incuestionable, constitucionalmente aceptada que son las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas".

"Nosotros lo que tratamos es de empujar para la unificación de criterios entre unas y otras", ha señalado el presidente de la CNMC, añadiendo que: "En eso estamos, aún no lo hemos conseguido pero es uno de nuestros objetivos principales". "No es fácil y en los momentos de tránsito hay tensiones y hay que asumirlas, pero sobre todo hay que resolverlas", ha manifestado.

No obstante, ha indicado que en este sentido "la realidad española es más cómoda que la que tienen otros países y la intervención de los gobiernos locales es más razonable incluso". "Nos gustaría que fuera aún más alineada con las nuevas prácticas del turismo o del transporte en las ciudades, por hablar de asuntos que están en la calle y preocupan a los ciudadanos; pero no estamos peor que otros países de Europa, incluso estamos mejor", ha dicho.

ACTUACIONES Y FILOSOFÍA

Las XI Jornadas Nacionales de Defensa de la Competencia han reunido en Málaga a autoridades y responsables en esta materia de todas las comunidades autónomas y la CNMC para analizar la situación del mercado español en este aspecto.

Las jornadas, que se prolongará dos días, abordan, además otras cuestiones como la impugnación de normas que restrinjan la competencia en el mercado español, el procedimiento para la reclamación de daños a empresas y entidades que hayan cometido infracciones, o los cambios que puede precisar la legislación de Competencia.

Marín Quemada ha indicado que las autoridades de competencias "están orientadas a que los mercados funcionen mejor, pero sobre todo a que los ciudadanos funcionen mejor, que vivan mejor y que tengan acceso a servicios de mayor calidad". "Y en ocasiones hay que hacérselo ver a los gobiernos", ha señalado.

El objetivo de la CNMC, según ha reiterado, "es que funcionen los mercados mejor en beneficio de los ciudadanos" y favorecer, por ejemplo, "que los jóvenes empresarios puedan acceder a sectores que al estar abiertos y no cartelizados permiten que se formen nuevas empresas y desarrollen su actividad con normalidad".

"La mayor parte de las empresas en España y en Andalucía cumplen con la ley en general y con la específica de competencia, también los distintos sectores", ha asegurado, pero ha apuntado que "hay algunas personas físicas o jurídicas que se empeñan en lo contrario y es ahí donde centramos nuestras actividades, en erradicar esas malas prácticas".

El presidente de la CNMC ha asegurado que "se ha desarmado una veintena de cárteles --en concreto 24-- en los últimos años" y que ha sido "imprescindible imponer sanciones muy altas, de 700 u 800 millones de euros, por razones de disuasión", apuntando que últimamente han actuado en el sector financiero y en el de la fabricación y comercialización de automóviles.

Asimismo, ha explicado una de las actuaciones en algo "desgraciadamente tan singular como los pañales para adultos, con un cártel que estaba incluyendo un sobreprecio más que importante que tenía que pagar la Seguridad Social, y por tanto todos los españoles, afectando a un sector de la población muy frágil como son los discapacitados".

REFLEXIÓN DEL MOMENTO ACTUAL

El presidente de la CNMC ha asegurado que estas jornadas que se celebran en Málaga abordan "temas centrales relacionados con la evolución de los mercados hacia una realidad distinta a la que estábamos acostumbrados", poniendo como ejemplo los sistemas de transporte en las ciudades y de alojamientos "que están cambiando".

Uno temas que, ha dicho, "son importantes en España y en Málaga por ser especialmente turística; pero también en París, Roma, Berlín, Nueva York o Singapur, por lo que las autoridades tenemos que dar respuestas a estas cuestiones nuevas", por lo que con este encuentro se pretende "poner en común las preocupaciones y las posibles soluciones".

En su intervención en la inauguración, ha apostado por "abrir vías de solución para hacer frente a esa realidad distinta", que, ha dicho, "seguramente es mejor, pero sus instrumentos son diferentes". Ha incidido en que "hoy los mercados son continentales como poco" y ha recordado que España está "en una realidad Europea", pero ha asegurado que "las autoridades internacionales de la competencia tienen las mismas preocupaciones antes este modelo de tránsito en el que estamos".

ANDALUCÍA

En el caso de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía (ADCA), su directora, María Victoria Román, ha asegurado que en los diez años que lleva en funcionamiento se han realizado más de 1.000 actuaciones en distintos ámbitos.

Así, ha explicado que la agencia trabaja en tres grandes líneas, la primera la de la defensa de la competencia para perseguir las prácticas indebidas en los mercados, y la segunda la de promoción de la competencia, para dar a conocer los beneficios de la misma tanto a los empresarios como a autónomos, emprendedores y la ciudadanía en general.

La última línea "que para nosotros es prioritaria es la de mejora de la regulación económica", ha indicado. En este sentido, se han analizado 140 normas y se han hecho 300 recomendaciones. Por otro lado, se han logrado reducir más de 100 trámites administrativos, tras hablar con todos los agentes sociales implicados en cada caso.

Asimismo, ha destacado que hay un sistema de consultas tanto para los ciudadanos como administraciones locales "puedan dirigirse a nosotros ante cualquier cuestión que les preocupe", además de estar colaborando a nivel nacional con las autoridades de competencia en determinadas cuestiones, como informes de detección de trabas a empresarios e "intentando impulsar una nueva cultura en la administración".

El secretario general de Economía de la Junta, Gaspar Llanes, ha destacado la función de "hacer que nuestras normas sean procompetitivas, que mejoren la eficiencia de nuestra economía".

Así, en su intervención en la inauguración, ha subrayado que "el mundo está cambiando y es cada vez más global. Además, a una velocidad de vértigo", apuntando que esto "desde el punto de vista económico es una oportunidad para que la eficiencia sea un valor añadido", pero también tiene sus consecuencias "negativas".

"Está claro que hay más mercado y es un mercado diferente, por tanto tendrá que haber más Estado y ser un Estado diferente", ha asegurado Llanes, quien ha apostado por "dotarnos de un nuevo contrato social" donde deben estar "estas instituciones de defensa de la competencia, porque al mercado hay que defenderlo del propio mercado".

Asimismo, ha dicho que hay que "promover un Estado diferente, que busque más la eficiencia" y que haya un "equilibrio con los demás intereses generales".

Últimas noticias