Mertxe de Renobales defiende las semillas transgénicas en la agricultura ecológica para luchar contra el hambre

11 de febrero de 2010

OVIEDO, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

La investigadora y profesora del departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco en Vitoria, Mertxe de Renobales, defiende el uso de las semillas transgénicas que respetan los principios de la agricultura ecológica para luchar contra el hambre.

"En los países en vías de desarrollo, donde la productividad de la agricultura es menor, el uso de este tipo de semillas transgénicas serían de una utilidad total para aumentar la productividad de los cultivos allá donde las personas lo necesitan", afirmó.

Así lo dijo en declaraciones a los medios de comunicación minutos antes de recibir el VIII Premio Internacional 'Junta General del Principado-Sociedad Internacional de Bioética', dotado con 12.000 euros, por su trabajo 'Alimentos más sostenibles: las semillas transgénicas en la agricultura ecológica'.

La galardonada explicó que su propuesta tiene en cuenta los principios filosóficos de la agricultura ecológica y los beneficios que tiene para el medio ambiente, mejorando su productividad a través del uso de semillas transgénicas que respeten dichos principios.

Al respecto, puso como ejemplos las semillas resistentes a insectos sin necesidad de insecticidas para su correcto desarrollo, o los cultivos resistentes a virus o enfermedades. En concreto, se refirió al maíz tolerante a insectos que es "la única semilla transgénica que se puede cultivar en Europa".

"Lo que pido es que se autorice la utilización de estos transgénicos que no necesitan ningún otro producto químico para su desarrollo y que permiten mejorar la calidad y productividad de la agricultura ecológica", dijo. También afirmó que pretende que su propuesta se examine desde la agricultura transgénica y desde la ecológica "con la mayor objetividad posible, tratando de olvidar prejuicios".

Al acto de entrega acudieron diversas personalidades entre los que se encontraban el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín; el síndico mayor de la Sindicatura de Cuentas del Principado, Avelino Viejo; y el consejero de Salud y Servicios Sanitarios del Principado, Ramón Quirós. Asimismo, en la sesión intervinieron la presidenta de la Junta General, María Jesús Álvarez; y el presidente de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), Marcelo Palacios.

La presidenta de la Junta hizo hincapié en que el trabajo aborda una cuestión "polémica, de actualidad y de vital importancia". Así, recordó que cada vez son más relevantes las necesidades alimentarias de la población mundial y su conjugación con un aumento de la conciencia medioambiental.

Por ello, recordó que la Junta General del Principado, con este premio, pretende no quedar al margen de la ciencia y la tecnología como instrumentos "fundamentales" para el desarrollo de la sociedad. Del mismo modo, aseveró que continuará la colaboración con la SIBI en favor de ese objetivo.

Por su parte, Marcelo Palacios reseñó la importancia de ofrecer alternativas y conciliar técnicas con el propósito de mejorar la producción alimentaria para luchar contra el hambre en el mundo, al tiempo que recordó que según datos de la FAO más de mil millones de personas en el mundo padecen hambre, "una cifra que aumentará en 2050 si no se toman medidas cuanto antes", advirtió.

TRAYECTORIA INVESTIGADORA

Mertxe de Renobales Scheifler (Bilbao, 1948) es licenciada en Ciencias Químicas (Universidad de Bilbao, 1975) y doctora en Bioquímica (Universidad de Nevada, Reno, 1979). Durante trece años trabajó como investigadora y profesora en diversas universidades norteamericanas. Al regresar al País Vasco, y tras dos años como encargada de la sección de Biotecnología en la Fundación Inasmet, se incorporó a la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco como Catedrática de Bioquímica.

Entre otras obligaciones docentes, imparte dos asignaturas sobre alimentos transgénicos en los másteres 'Calidad y Seguridad Alimentaria' y 'Nutrición y Salud', origen de su interés por la Bioética. Ha sido decana y vicedecana de la Facultad de Farmacia y actualmente es la Directora de Calidad del Campus de Álava. Su trabajo de investigación, centrado en general en los lípidos, se refleja en más de 80 publicaciones científicas.

Desde 1992 dirige un grupo de investigación multidisciplinar que estudia los aspectos bioquímicos, microbiológicos y tecnológicos que influyen en la calidad nutricional y sensorial de los quesos de oveja.

Últimas noticias