Pepe Álvarez (UGT): "En Cataluña no hay ninguna fractura"

El líder de UGT niega bajas de afiliación "significativas" y reitera que "en España no hay presos políticos"

Pepe Álvarez (UGT): "En Cataluña no hay ninguna fractura"
17 de abril de 2018 UGT

SANTANDER, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha negado divisiones en el seno del sindicato catalán, y ha asegurado que tampoco ha habido bajas de afiliación "significativas".

"En Cataluña no hay ninguna fractura", ha sentenciado el líder federal, para aclarar al respecto que lo que ha sucedido en esa Comunidad a raíz de la crisis independentista y el apoyo a la manifestación separatista es que "dos" organizaciones sindicales han dado su "opinión", lo que le parece "razonable" ante un tema "de estas características".

Álvarez, cuestionado por este asunto este martes con motivo de una reunión de delegados en Santander, ha defendido al respecto que la Unión General de Trabajadores de Cataluña se "parece bastante" a sus ciudadanos, por lo que ante una sociedad "dividida", una organización "transversal" como este sindicato también "se expresa" así.

Pero "es razonable", según ha defendido el líder de UGT, que ha indicado al respecto que desconoce reuniones en las que se hayan votado "cosas diferentes" a las acordadas por el sindicato. Y a renglón seguido, ha pedido no confundir una asamblea con una sección u organización sindical y sus posturas con las adoptadas a nivel federal.

Y son los comités -el catalán o el nacional- los que "hacen y deshacen, ponen y quitan", ha remarcado Álvarez, que hasta el día de hoy no tiene ninguna noticia -ha insistido- de que haya sucedido nada al respecto ni tampoco previsión de que vaya a ocurrir en los próximos días, "para disgusto de algunos", a los que "seguro que les gustaría", ha apostillado.

De todos modos, no ha querido quitar "importancia" ni "peso" a la opinión y debate generados dentro del sindicato en Cataluña a raíz del 'procés', con miembros a favor y en contra de la independencia, ya que "aunque sea un solo afiliado el que padezca por este tema me preocupa extraordinariamente". Así, para Pepe Álvarez, el asunto es lo suficientemente importante como para intentar que ese militante no se sienta "incómodo" con la posición de UGT.

"EN ESPAÑA NO HAY PRESOS POLÍTICOS"

Aunque, en este punto, --y tras pedir que no se "mienta" en un tema "tan serio" para "intentar destruir" al sindicato--, su líder cree que en las bases están "más incómodos" por lo que se publica que por lo que dice la propia organización, que "ni ha participado, ni participa, ni participará" en ninguna acción bajo el criterio de que en España "hay presos políticos".

"En un país democrático como el nuestro no se puede sostener que hay presos políticos", ha sentenciado. "No se puede decir que hay presos políticos", ha insistido, antes de aclarar que otra cosa es "discrepar" con las decisiones judiciales, partiendo de la base de que la libertad es para el sindicato una cuestión "de primera magnitud".

"La justicia no es más justicia porque se exprese con más radicalidad", ha argumentado Álvarez, que cree en este sentido que los políticos catalanes encarcelados a raíz del proceso soberanista podrían "estar en su casa", preparando el juicio, en vez de en prisión. Pero esta "posición" de UGT no supone calificarles de "presos políticos", ha insistido.

Con todo esto, el secretario general de UGT ha abogado por abrir un procedimiento que permita llegar a una situación de normalización en Cataluña, a partir de una mayor participación, ha dicho. Así, apuesta por iniciar un "camino" que lleve a un gobierno estatutario y constitucional, al que el Estado "retorne" sus competencias para gestionar los problemas de los catalanes.

DIÁLOGO

Para ello cree que hay que "empezar a restañar las heridas" e iniciar a "medio plazo" un proceso de diálogo entre los ejecutivos central y autonómico. "Nosotros creemos que merece la pena pelear" porque, como ha advertido, "si no somos capaces de normalizar la situación en Cataluña", la economía de esta región y del conjunto del país no va a "mejorar" al ritmo previsto, ni tampoco van a figurar en la agenda otros asuntos como salarios o pensiones.

A este respecto, y para finalizar, Pepe Álvarez ha recordado que se han vivido recientemente unos meses de "tranquilidad", en los que se ha puesto el foco sobre cuestiones como la igualdad o las prestaciones a los jubilados, con manifestaciones y reivindicaciones en todo el país, pero ha lamentado que "se ha vuelto a caer en el monotema".

Últimas noticias