Un 'Made in China' de hace 800 años, identificado en un naufragio

Un 'Made in China' de hace 800 años, identificado en un naufragio
16 de mayo de 2018 THE FIELD MUSEUM, CAT. NO. 344404/GEDI JAKOVICKAS

   MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   Una etiqueta equivalente al 'Made in China' ('Hecho en China') en una pieza de cerámica ha ayudado a reevaluar la datación de objetos de un naufragio e incluso su encaje en la historia de China.

   Siglos atrás, un barco se hundió en el mar de Java frente a la costa de Indonesia. El casco de madera se desintegró con el tiempo, dejando solo un tesoro de su carga. El barco transportaba miles de artículos de cerámica y productos de lujo para el comercio, y permanecieron en el fondo del océano hasta la década de 1980, cuando los naufragios descubrieron el pecio.

   En los años transcurridos desde entonces, los arqueólogos han estado estudiando artefactos recuperados del naufragio para reconstruir de dónde venía el barco y cuándo partió.

   "Las investigaciones iniciales en la década de 1990 dataron el naufragio de mediados a fines del siglo XIII, pero hemos encontrado evidencia de que probablemente sea un siglo más antiguo que eso", dice la autora principal del estudio, Lisa Niziolek, arqueóloga del 'Field Museum' en Chicago (Estados Unidos). "Hace 800 años, alguien puso una etiqueta en estas cerámicas que básicamente dice 'Hecho en China'. Gracias al lugar concreto mencionado, podemos fechar este naufragio", añade.

   El barco llevaba cerámica marcada con una inscripción que podría indicar que se hizo en Jianning Fu, un distrito gubernamental en China. Pero después de la invasión de los mongoles alrededor de 1278, el área fue reclasificada como Jianning Lu. El pequeño cambio en el nombre hizo que Niziolek y sus colegas pensaran que el naufragio pudo haber ocurrido antes de finales de los años 1200, en 1162.

   Niziolek señala que es escasa la probabilidad de que un barco en los últimos días de Jianning Lu llevara alfarería vieja con el nombre obsoleto. "Probablemente había alrededor de 100.000 piezas de cerámica a bordo. Parece poco probable que un comerciante haya pagado por almacenarlas durante mucho tiempo antes del envío, probablemente se hicieron no mucho antes de que el barco se hundiera", dice Niziolek, citado por phys.org.

UN MOMENTO DE GRAN COMERCIO EN CHINA

   Además, la cerámica no era la única carga a bordo. El barco también transportaba colmillos de elefante para uso en medicina o arte y resina de olor dulce para usar en incienso o para enmasillar barcos. Ambos materiales fueron fundamentales para volver a fechar el naufragio, como detallan los autores en un artículo sobre el trabajo que se publica en 'Journal of Archaeological Science: Reports'.

   Las resinas y los colmillos provienen de seres vivos y todos ellos contienen carbono. Un tipo de átomo de carbono llamado C-14 es inestable y decae de forma relativamente constante a lo largo del tiempo. Los científicos pueden usar la cantidad de C-14 en una muestra para determinar qué edad tiene. Este análisis, conocido como datación por radiocarbono, se había hecho hace décadas y apuntaba a que el naufragio tenía entre 700 y 750 años de antigüedad. Sin embargo, las técnicas analíticas han mejorado y los científicos querían ver si se mantenía la fecha.

   La cantidad de carbono descompuesto que se encuentra en las resinas y los colmillos reveló que la carga era más antigua de lo que se pensaba. Cuando se tuvieron en cuenta, junto con el nombre del lugar inscrito en la cerámica, el análisis estilístico de la cerámica de periodos conocidos y la opinión de expertos en el extranjero, los científicos concluyeron que el naufragio era más viejo de lo que se pensaba, alrededor de hace 800 años.

   "Cuando obtuvimos los resultados y aprendimos que las muestras de resina y colmillo eran más antiguas de lo que se pensaba, estábamos entusiasmados --relata Niziolek--. Lo habíamos sospechado sobre la base de inscripciones en la cerámica y conversaciones con colegas en China y Japón, y fue genial tener todos estos diferentes tipos de datos reunidos para apoyarlo".

   El hecho de que el naufragio del mar de Java ocurriera hace 800 años en lugar de hace 700 años es de gran interés para los arqueólogos. "Este fue un momento en el que los comerciantes chinos se volvieron más activos en el comercio marítimo, más dependientes de las rutas de ultramar que de la Ruta de la Seda terrestre --explica Niziolek--. El naufragio ocurrió en un momento de transición importante".

   Niziolek también señala la importancia de la colección Java Sea Shipwreck. "La empresa de salvamento Pacific Sea Resources recuperó estos artefactos en la década de 1990, y los donaron al 'Field Museum' para la enseñanza y la investigación. A menudo hay un estigma en hacer investigación con artefactos rescatados por empresas comerciales, pero hemos dado a esta colección un hogar y han podido hacer toda esta investigación con él. Es realmente genial que podamos utilizar nueva tecnología para volver a examinar materiales realmente antiguos. Estas colecciones tienen muchas historias que contar y no deben descartarse por completo", concluye.

Últimas noticias