Astrid Fina y Víctor González finalizan sexta y duodécimo en el 'banked slalom' de PyeongChang 2018

Astrid Fina y Víctor González finalizan sexta y duodécimo en el 'banked slalom' de PyeongChang 2018
16 de marzo de 2018 COMITÉ PARALÍMPICO ESPAÑOL

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los 'riders' españoles Astrid Fina y Víctor González concluyeron este viernes en la sexta y la duodécima posición respectivamente en la prueba de 'banked slalom' del snowboard de los Juegos Paralímpicos de Invierno de PyeongChang (Corea del Sur).

De este modo, los dos deportistas con discapacidad física pusieron fin a su participación en una cita en la que la catalana se marcha con un histórico bronce en 'cross' y el asturiano con un decimotercero y un duodécimo en sus primeros Juegos.

Fina partía con la esperanza de añadir una nueva medalla en una modalidad donde los participantes deben superar, de uno en uno y en tres bajadas, un circuito con montículos y depresiones para alcanzar la meta sobre una pendiente natural, no muy pronunciada, y con forma de U.

Su bronce en la prueba de la Copa del Mundo de Big White (Estados Unidos) le hacía ser optimista, pero nunca pudo estar con las mejores en ninguna de las tres mangas de la clase SB-LL2. Logró su mejor tiempo, 1:07.11, en la última, quedándose a diez segundos del oro, que fue para la ya campeona paralímpica de 'cross', la holandesa Bibian Mentel-Spee, y a siete del bronce, de la también holandesa Lisa Bunschoten. La plata fue para la estadounidense Brittany Coury.

"Me ha costado adaptarme a la pista y en la tercera manga me he encontrado más segura, pero eso tenía que haber ocurrido en la primera. He aprendido; tengo que trabajar psicológicamente porque el circuito me daba un poco de miedo al principio porque estaba helado y psicológicamente me ha costado. Me falta ese punto de locura y trabajaré para tenerlo", comentó la barcelonesa en declaraciones recogidas por la web de 'LaLiga4Sports'.

Fina, que lamentó no haber podido "hacer ni una manga de entreno", reconoció quedarse con "un sabor un poco agridulce", pero a "súper contenta" por su medalla. "Todo esto me hace aprender. Tengo que luchar más y trabajar más horas. Estoy contenta y todavía no sé hasta donde puedo llegar porque estoy mejorando", admitió, confesando que, de momento, tiene "pensado" seguir hasta Pekín.

Por su parte, el debutante Víctor González, en la clase SB-LL1, hizo una buena primera manga que le colocó décima plaza, pero en niguna de las dos siguientes pudo acabar, finalizando duodécimo con un tiempo de 1:21.59. Los estadounidenses Noah Elliot y Mike Schultz, y el austriaco Reinhold Schett coparon el podio.

"Sabía lo que iba a pasar este viernes, pero he dado todo lo que he podido, hasta el punto de que cuando me caía no me podía levantar del suelo. He empezado ya cansado y me he intentado mentalizar de que no era así, pero no he llegado bien a los Juegos", apuntó González.

El 'rider' español cree que tendrán que "trabajar en cambiar un poco la metodología de entrenamiento porque tengo una patología muy especial". "Estamos todavía trabajando en cómo encontrar el equilibrio perfecto para progresar. Es difícil porque es una línea muy fina y hay que aprender de los errores".

"Quiero despedirme de mi carrera deportiva con un mejor sabor de boca. Llegar a unos Juegos ha sido difícil, pero cuando miro hacía atrás y miro las competiciones, los viajes, los buenos resultados que he tenido que tener para estar aquí y me doy cuenta que ya es un triunfo muy grande", sentenció.

La participación española se cerrará este sábado con la pareja de esquiadores formada por Jon Santacana y Miguel Galindo que intentarán pelear por las medallas en el eslalon para discapacitados visuales.

Últimas noticias