La Asociación de Estudios Jurídicos sobre la Inmigración teme que se repitan situaciones como la del Aquarius

La Asociación de Estudios Jurídicos sobre la Inmigración teme que se repitan situaciones como la del Aquarius
13 de junio de 2018 MÉDICOS SIN FRONTERAS TWITTER

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Estudios Jurídicos sobre la Inmigración (ASGI), miembro de la red Migreurop, ha advertido de la posibilidad de que se produzcan en el "futuro próximo" situaciones "similares" a la del buque Aquarius, al que el Gobierno italiano negó su desembarco "poniendo en riesgo" a 630 personas, y hace un llamamiento a todas las instituciones para que se cumpla "escrupulosamente" la legislación nacional e internacional sobre el rescate en el mar.

"Lanzamos un llamamiento a todas las instituciones, incluido el Parlamento, y a todas las fuerzas democráticas del país para garantizar el cumplimiento escrupuloso de la legislación nacional e internacional sobre el rescate en el mar, para evitar que Italia vuelva a contaminarse con conductas indignas como las que han tenido lugar en los últimos días", subraya ASGI en un comunicado.

ASGI espera "una solución rápida y positiva" del caso Aquarius, después de que los migrantes hayan puesto ya rumbo al puerto de Valencia, pero recuerda que esta decisión de España de acogerles no debe ocultar "la grave responsabilidad del Gobierno italiano".

"Debe recordarse que las operaciones de rescate comenzaron a instancias de un SOS emitido por el Centro de Coordinación de Rescate Marítimo Italiano de Roma. Por lo tanto, de acuerdo con el derecho internacional, Italia siempre ha sido y sigue siendo el Estado legalmente responsable de la coordinación de las operaciones de rescate", subraya la asociación. Además, indica que tiene "el temor fundado de que situaciones similares se repetirán en el próximo futuro".

ASGI señala que la obligación de prestar asistencia y la responsabilidad de permitir el rescate en un lugar seguro recaen principalmente en el Estado ribereño, es decir, aquel en cuyo mar navega el buque en peligro. Asimismo, añade que si existe una amenaza para las personas a bordo del barco, entonces el buque goza del derecho de acceder a puerto.

En el caso del Aquarius, según señala, los migrantes tenían "una evidente necesidad de atención médica urgente, así como de las necesidades básicas (agua, alimentos, medicinas)". "Hombres, mujeres y niños fueron sometidos a condiciones inhumanas y degradantes y a un grave riesgo para su vida", apostilla, para destacar que esto implica una "violación" del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Además, recuerda que algunos de los migrantes a bordo del barco son solicitantes de asilo y refugiados por lo que la decisión del gobierno italiano de negar el acceso a un puerto seguro a estas personas "podría constituir una violación del principio de no devolución, según el Artículo 33 de la Convención de Ginebra de 1951 sobre el estado de los refugiados, si finalmente no se encuentra un puerto seguro para ellos".

"El pulso diplomático protagonizado por el Gobierno italiano con las autoridades de Malta y con la Unión Europea ha puesto en peligro la vida de cientos de personas y ha faltado al respeto a los derechos humanos fundamentales. Constituye un precedente muy serio en la historia europea", ha lamentado.

Últimas noticias