Barbero no contradijo el "bulo" de Policía Nacional para "no echar gasolina al fuego" y PP y PSOE piden su cese

La información que da Policía Nacional de que hubo persecución es "de una enorme irresponsabilidad", dice el delegado

Barbero no contradijo el "bulo" de Policía Nacional para "no echar gasolina al fuego" y PP y PSOE piden su cese
17 de abril de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha explicado este martes en la comisión del ramo que no contradijo la versión "incorrecta" de la Policía Nacional --la existencia de una persecución policial antes de la entrada en parada del ciudadano senegalés Mmame Mbaye--, un "bulo", para "no echar gasolina al fuego" aunque esta gestión de la comunicación ha servido para que tanto PP como PSOE hayan pedido su dimisión o cese.

Barbero ha dado cuenta de los hechos en una comparecencia solicitada por el PP. Fue a las 18.15 horas del 14 de marzo cuando una minuta de la Policía Municipal registraba el fallecimiento del ciudadano senegalés. Horas después, como ha relatado, recibe un teletipo de Europa Press que informa, con fuentes de la Jefatura Superior de Policía Nacional, de que el infarto se produjo tras una persecución policial desde la Plaza Mayor.

La información que da Policía Nacional es "de una enorme irresponsabilidad". "Nadie de Delegación de Gobierno dice lo contrario, así que quien calla otorga", ha lanzado el delegado, que ha aseverado que ni Delegación ni Policía Nacional se puso en contacto con el Ayuntamiento.

Tenía la opción, ha continuado, de "salir a los medios y refutar la versión incorrecta de la Policía Nacional" pero entonces se le habría acusado de promover "un conflicto con la Jefatura Suprior de Policía". Eso habría "aumentado los desórdenes" en un Lavapiés "muy crispado y con mucho dolor".

"Si hubiera hecho declaraciones contradiciendo las afirmaciones falsas se vería como un intento de ocultar la realidad y se habría desencadenado más conflicto", por lo que actuó siguiendo un criterio de prudencia "para evitar más confusión". "Fue la acción menos mala", ha considerado.

Javier Barbero ha explicado que llegó a Lavapiés a las 20.30 horas acompañado por la alcaldesa en funciones, Marta Higueras, y el concejal de Centro, Jorge García Castaño. Allí se reunió con parte del movimiento asociativo de Lavapiés en el que ha sido su "peor momento como concejal con diferencia".

Mientras el acompañante de Mbaye estaba declarando en la comisaría de Policía Nacional de la calle Leganitos. El atestado de la policía le llegó a las 23.24 horas y el informe del Samur a las 4.40 horas. Ofreció una rueda de prensa menos de 24 horas después.

La concejala del PP Inmaculada Sanz ha pedido su dimisión, lo que ha sido contestado por Barbero criticando que "hablen de bulos pero no hacen referencia al de la Jefatura". "No he escuchado una palabra de crítica en torno a esa actuación cuando es lo que ha alimentado el conflicto, ni una crítica. ¿Callan porque tiene que ver con personas de su partido? Eso se llama sectarismo", ha lanzado Barbero a la bancada del PP.

El concejal socialista Ramón Silva también ha pedido la dimisión de Barbero por su "mala gestión informativa, que fue caldo de cultivo para que los antisistema organizaran lo que organizaron".

Últimas noticias