Trabajadores de Google dimiten en protesta por la colaboración de la compañía con el proyecto militar con drones Maven

Trabajadores de Google dimiten en protesta por la colaboración de la compañía con el proyecto militar con drones Maven
16 de mayo de 2018 CAPTURA - ARCHIVO

MADRID, 16 May. (EDIZIONES/Portaltic) -

Más de 4.000 empleados de Google han pedido a la compañía tecnológica deje de colaborar con el proyecto de monitorización a través de drones militares Maven, desarrollado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, y alrededor de una docena de ellos ha dimitido como protesta.

Los miles de empleados de Google implicados han firmado una carta dirigida al CEO de la compañía, Sundar Pichai, a quien solicitan la cancelación del proyecto Maven y el cese inmediato de la participación de Google en el mismo, así como que la compañía se comprometa a no volver a colaborar en un proyecto militar, como ha recogido el diario The New York Times.

A pesar de que Google no opera los drones militares utilizados por el ejército de Estados Unidos, los empleados no consideran suficiente esta acción y denuncian que no es posible ignorar la colaboración de la compañía en los "resultados potencialmente letales" del proyecto militar.

El proyecto Maven contempla el uso de drones militares por parte de Estados Unidos mediante una tecnología de videovigilancia que monitoriza vehículos, objetos y personas y que proporciona información al Departamento de Defensa del país.

El pasado mes de febrero, Google comenzó a proporcionar su tecnología de Inteligencia Artificial al proyecto de defensa estadounidense, al igual que otras grandes compañías tecnológicas como Microsoft y Amazon.

Además, alrededor de una docena de empleados han presentado su dimisión en señal de protesta, como se ha recogido en un informe interno elaborado por la compañía. En el documento, los exempleados alegan cuestiones éticas y el desacuerdo con las decisiones de la ejecutiva en su colaboración en el proyecto Maven, como ha revelado el portal Gizmodo.

En el documento interno, los exempleados han manifestado su disconformidad con Google y con el proyecto militar, y consideran que las acciones derivadas de Maven no deberían ser responsabilidad de un algoritmo de Inteligencia Artificial sino de seres humanos.

Asimismo, un grupo de más de 90 profesores e investigadores universitarios especializados en robótica e Inteligencia Artificial ha difundido a través del Comité Internacional de Control de Armas Robóticas (ICRAC) una carta abierta en apoyo de los trabajadores de Google opuestos a Maven.

Últimas noticias