Las mejores calles para irse de tapas con Rioja

Las mejores calles para irse de tapas con Rioja
13 de junio de 2018 RIOJA

MADRID, 13 Jun. (EPTURISMO) -

En España existen numerosas formas de conocer la tradición y la cultura de cada una de sus ciudades. Además del arte, la oferta turística y el ocio, la gastronomía es uno de los pilares fundamentales del turismo.

Para los españoles "ir de tapas" no solo es sinónimo de alimento sino también se convierte en un acto lúdico. Este pequeño 'plato', normalmente maridado con vino de Rioja, hacen famosa a nuestra gastronomía dentro y fuera de nuestras fronteras.

Las tapas nos permiten disfrutar de la multitud de sabores arraigados en la cultura gastronómica de cada una de las ciudades de nuestro país. Empezando por Madrid, hacemos un repaso con la DOCa Rioja de las calles más famosas de España para 'picar' algo con amigos acompañados de los vinos de esta Denominación.

CALLE DE LA CAVA BAJA, MADRID

Madrid es la capital mundial del tapeo, para disfrutar de su gastronomía hay que meterse de lleno en el corazón de la ciudad, en plena Latina se encuentra la conocida calle 'Cava Baja'.

Los callos madrileños o el bocadillo de calamares, acompañados de un clásico y siempre acertado tempranillo de Rioja, son algunas de las tapas más típicas de la capital.

Uno de los platos estrella de la ciudad son los huevos rotos, famosos los de Casa Lucio, que resultan redondos si se maridan con una garnacha de Rioja.

CALLE VAN DYCK, SALAMANCA

Si algo caracteriza la gastronomía típica de Salamanca son sus embutidos. El farinato y el hornazo son varias de las tapas más características de la ciudad castellana. Un rosado de tempranillo y viura resulta el vino perfecto para acompañar estas tapas por su sabor intenso y frescura.

La Calle Van Dyck de Salamanca, en plena ciudad universitaria, es la mejor zona para degustar este manjar salmantino.

BARRIO HÚMEDO, LEÓN

León es la cuna de uno de los embutidos más selectos de la gastronomía, la cecina, una tapa con pan de Hogaza acompañado de un potente graciano.

En el Barrio Húmedo de León una tapa por excelencia es el pincho de cecina maridado también con un reserva, apreciándose en él el balance entre la fruta y la madera, que resulta el mejor plan para cerrar un sábado por la noche después de una visita turística a la ciudad.

RÚA DO FRANCO, SANTIAGO DE COMPOSTELA

En Santiago de Compostela está la conocida Rúa do Franco, lugar de encuentro de peregrinos, turistas y tiendas de souvenirs. Allí puedes comer dos de las tapas más representativas de la cocina gallega: Lacón con pimentón, acompañado de una buena tosta de pan o sobre una patata asada.

Otro plato típico es el pulpo a feira, con una copa bien fría de una viura y malvasía resultan la perfecta elección para acompañar largas sobremesas.

BARRIO GÓTICO, BARCELONA

El Barrio Gótico de Barcelona es uno de los puntos más calientes de la ciudad. Para los más 'veggies', proponemos unos calçots a la parrilla con un Rioja tempranillo blanco.

Para los que prefieren unos huevos revueltos con auténtica butifarra para coger fuerzas y continuar con la visita, nos decantamos más por un Rioja crianza a base de tempranillo, mazuelo y garnacha.

CALLE 31 DE AGOSTO, SAN SEBASTIÁN

Elegida por el New York Times como una de las calles gastronómicas más importantes de Europa, no resulta extraño saber que el afamado centro Basque Culinary Center en colaboración con la Denominación de Origen Calificada Rioja, llevará a cabo un estudio de investigación sobre la historia, la importancia y la universalidad de la 'tapa'.

Hablar de pintxos en San Sebastián es hablar de gastronomía de un nivel altísimo de sofisticación: risotto de setas o anchoas frescas son algunos de los manjares de esta ciudad, que servidos junto con una viura de Rioja fermentada en barrica, por su complejidad y cuerpo, resultan idóneos para terminar con un paseo por la playa de La Concha.

CALLE LAUREL, LOGROÑO

La calle Laurel de Logroño es una de las calles con más bares por metro cuadrado y ofrece una gran oferta gastronómica para los visitantes.

La especialidad: los pinchos de carne, desde las recetas clásicas hasta grandes creaciones de vanguardia. Puedes maridar cualquiera de sus tapas con un sinfín de vinos de la DOCa Rioja. Un Rioja Gran Reserva acompañado de un pincho de carne riojana es la elección perfecta como colofón a un delicioso almuerzo en esta ciudad.

CALLE SOMBRERERÍA, BURGOS

Cerca de la catedral, comunicándola con la Plaza Mayor, está la calle Sombrerería, una ruta mítica para quienes atraídos por la arquitectura de la ciudad quieren sumergirse de lleno en la gastronomía local.

Acompañando de un vino de maceración carbónica podemos degustar una tapa tradicional de champiñones al ajillo, una de rabas o unas alpargatas de jamón, y, por supuesto, la imprescindible morcilla de arroz.

CALLE GRANADA, MÁLAGA

Málaga es ciudad de turistas en verano por excelencia y la playa y la gastronomía son los responsables del cartel 'completo' en todos los hoteles.

La larguísima calle Granada tiene tapas para todos los gustos, la más típica, la fritura malagueña con pescado fresco rebozado acompañado de una copa bien fresquita de un Rioja maturana o de garnacha blanca, variedades autóctonas cada vez más demandadas por el consumidor.

CALLE MAYOR EN LAGUARDA, ÁLAVA

Al sur de la provincia de Álava y entre extensos viñedos, se encuentra Laguardia y su afamada 'calle Mayor' donde el queso protagonizan un maridaje muy interesante con sus 'vinos de pueblo', para todos aquellos que quieran ir más lejos y conocer el origen de procedencia de estos vinos.

En Viana, una pequeña localidad de rica gastronomía navarra, las verduritas en bocado y los vinos de zona de Rioja Oriental acaparan la atención de los visitantes que tienen un especial interés por conocer la procedencia del terruño de estos vinos.

CALLE PIZARRO, CÁCERES

Cáceres es una de las ciudades con más riqueza gastronómica de nuestro país. La calle Pizarro es una de las calles, próxima al casco antiguo, más tradicionales de la ciudad y circunvala la muralla.

En uno de sus incontables bares podemos degustar las tapas más típicas de Extremadura, desde las migas extremeñas o el zorongollo a una buena ración de jamón ibérico y acompañarlo de una copa de graciano de Rioja, para resaltar la intensidad de su sabor.

No podemos irnos de Cáceres sin probar la auténtica Torta del Casar, uno de los quesos más reconocidos de nuestra gastronomía con auténtica Denominación de Origen.

Sin duda, España es un país de buena cultura gastronómica y el arte del tapeo es una de las tradiciones más arraigadas entre los españoles. No podemos cerrar esta ruta de tapas sin hablar de la clásica tortilla de patata, un clásico de nuestra geografía, que acompañada de un buen 'Rioja', representan una de las combinaciones más míticas del arte del tapeo.

Contador

Últimas noticias