26 de agosto de 2019
17 de octubre de 2010

Andalucía registra 29 focos de Fiebre del Nilo hasta mediados de octubre, la mayoría en explotaciones de Cádiz

SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La comunidad andaluza ha registrado un total de 29 focos de Fiebre del Nilo hasta el 15 de octubre, la mayoría de ellos --salvo dos-- en explotaciones de la provincia de Cádiz, según la información consultado en la página web de la Consejería de Agricultura y Pesca por Europa Press.

Así, del 10 al 30 de septiembre la Administración andaluza ha confirmado un total de 13 casos, mientras que del 1 al 15 de octubre la Junta ha registrado 16 focos del virus del Nilo. De igual manera, el número de caballos que han dado positivo en los análisis realizados dentro de estos focos han sido 36, de los que han muerto un total de nueve.

En la provincia de Cádiz, la Administración andaluza ha confirmado 27 focos, de los que 14 se han producido en Chiclana de la Frontera; siete en Jerez de la Frontera, y en Vejer de la Frontera, San Fernando, Medina Sidonia, Los Barrios, Barbate y Conil, uno, respectivamente. En la provincia de Sevilla, se ha confirmado un foco en Lebrija y otro en Las Cabezas de San Juan.

De los nueve caballos con resultado de muerte por la Fiebre del Nilo, tan sólo uno pertenecía a la provincia de Sevilla, en concreto, en Las Cabezas de San Juan. Los ocho restantes fueron en explotaciones gaditanas, cuatro en Jerez; tres en Chiclana, y uno en Medina Sidonia.

La encefalitis del Oeste del Nilo es una enfermedad producida por un virus que afecta principalmente a aves, aunque también puede afectar a mamíferos, pudiendo causar enfermedad tanto en caballos como en personas.

Sin embargo, son las aves las que actúan como principal reservorio epidemiológico, y a ellas se les atribuye un papel importante en la diseminación del virus de unos países a otros, siendo las zonas húmedas como deltas de ríos, zonas pantanosas o lagos con abundancia de aves migratorias y mosquitos, el hábitat óptimo para su propagación.

El virus apareció por primera vez en Nueva York, Estados Unidos (EEUU) en 1999, extendiéndose posteriormente a 48 estados, causando la peor epidemia de enfermedad por WNV de los últimos años. Como consecuencia del brote, varios miles de personas se vieron afectadas por la enfermedad en diversas zonas del país, según la información de la Consejería de Agricultura y Pesca.