18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    Caja Rural de Córdoba se suma al convenio Junta-entidadesfinancieras para refinanciar la deuda de explotaciones

    SEVILLA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Caja Rural de Córdoba se ha sumado al convenio de colaboración que suscribieron el pasado viernes la Junta de Andalucía y nueve entidades financieras andaluzas con el fin de renegociar y flexibilizar la deuda de los titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas e impulsar la economía de ambos sectores.

    Según indicó en una nota la Consejería de Agricultura y Pesca, la consejera de dicho departamento, Clara Aguilera, y el presidente de Caja Rural de Córdoba, Manuel Enríquez García, han suscrito el acuerdo por el que la caja cordobesa se convierte en la décima entidad financiera que forma parte del proyecto.

    Esta adhesión pone de manifiesto "la vinculación y el compromiso de las cajas andaluzas con el sector agrario, así como su apuesta por contribuir a mejorar la situación económica de las explotaciones de la comunidad autónoma, donde la actividad agraria tiene un papel estratégico".

    La ejecución de este convenio, que está abierto a adhesiones de otras entidades financieras que lo deseen, recoge la principal demanda de las organizaciones agrarias andaluzas ante la dificultad de acceso a los créditos que tienen los agricultores y ganaderos.

    Por ello, pone a disposición de los interesados instrumentos financieros destinados a la ampliación de los plazos de amortizaciones de los préstamos dirigidos a inversiones de modernización y ampliación de explotaciones con el fin de adecuar la amortización técnica y financiera, "siempre y cuando la anualidad resultante no supere el 30 por ciento de la facturación media de la explotación".

    En función del tipo de inversión, el periodo de amortización de los préstamos oscilará entre los 12 y 15 años para inversiones en compra de tierra e instalación de invernaderos y los seis y ocho años en caso de las inversiones para equipamiento de los invernaderos.

    Con estos requisitos, estas entidades (Unicaja, CajaSur, Caja de Jaén, Caja Rural del Sur, Caja Rural de Jaén, Cajasol, CajaGranada, Cajamar y Caja Rural de Granada y Caja Rural de Córdoba) se comprometen a transformar en préstamos a largo plazo (entre seis y 15 años) la deuda de aquellas explotaciones cuya anualidad para la presente campaña no supere el 70 por ciento de la factura media.

    Los nuevos préstamos que se formalicen como consecuencia de los anteriores se realizarán a un tipo de interés a partir del Euríbor incrementado en un punto y con los mínimos gastos posibles de apertura, cancelación y formalización de éstos. Además, los préstamos de campaña se concederán con los mismos condicionantes en relación con el tipo de interés.