12 de noviembre de 2019
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 8 de marzo de 2019

    Acusado de un crimen machista en Huércal de Almería niega recordar los hechos por haber tomado alcohol

    Reconoce que creó un perfil falso de Facebook con el que simuló su desaparición para ver si la víctima le "quería de verdad"

    Acusado de un crimen machista en Huércal de Almería niega recordar los hechos por haber tomado alcohol
    EUROPA PRESS

    ALMERÍA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Francisco S.G.S., el hombre acusado de asesinar y violar a Antonia G.A. en Huércal de Almería (Almería) el 17 de enero de 2017 tras acceder a su vivienda, ha señalado este viernes ante el tribunal de jurado no recordar los hechos relativos al crimen, lo que ha achacado a una gran ingesta de alcohol que habría tomado al menos cuatro horas antes de que se produjera el contacto con la víctima la noche de los hechos.

    Durante su declaración ante el tribunal, el acusado ha dicho que no podía "descartar" ser el autor del crimen. "A lo mejor me dijo algo, no lo recuerdo", ha apostillado a las preguntas de la Fiscalía, que junto con la acusación particular piden para él prisión permanente revisable a la que ya han sido condenadas otras cinco personas en España. Además, por un delito de agresión sexual solicitan 15 años de prisión.

    El acusado ha apuntado que desconoce lo que ocurrió entre que salió de un pub de Campohermoso en Níjar (Almería) hasta que se encontraba en dependencias de la Guardia Civil, tiempo en el que, según la investigación, habría sido conducido hasta el Hospital Torrecárdenas para ser atendido por un supuesto coma etílico para, una vez en Urgencias, marcharse con un alta voluntaria por su propio pie y dirigirse a la casa de la víctima, a una distancia de tres kilómetros, no sin antes pasar por una cafetería.

    "Nos enfadamos, no contestaba a los Whatsapp y me dijo que si quería que me desbloqueara, que me lo currara", ha explicado sobre cómo se puso fin a la relación, que según ha indicado en sala acabó el 6 de enero y no el 25 de diciembre del año anterior, como habría declarado en instrucción según la acusación particular.

    El encausado ha insistido en desconocer lo ocurrido durante esa noche, si bien ha ofrecido detalles previos al momento de los hechos, como que aquella noche salió sobre las 0,30 horas de su casa y consumió "13 o 14 cervezas", de las que ha indicado la marca, así como "ocho o nueve copas", ya fueran de vodka o whisky, dado que sobre ese aspecto ha diferido durante el interrogatorio. Asimismo, ha señalado quien le acompañó durante la noche y el precio que se pagó por lo consumido.

    También ha rechazado en varias ocasiones que tuviera llaves de la vivienda de la víctima, con lo que ha supuesto que fue ella misma la que le abrió la puerta de su casa la noche del crimen, sin entrar en la posibilidad de que saltara por una ventana del dúplex, según le ha sugerido el Ministerio Público. "Entraba a la casa habitualmente con ella", ha indicado el acusado, quien ha negado la existencia de un vídeo en su teléfono que revelaría que tenía un juego de llaves de la vivienda.

    El acusado, según ha sostenido la acusación particular, habría tratado además de deshacerse de las pruebas del crimen al intentar enterrar la ropa interior de la víctima, su teléfono y una de las armas en un descampado cercano antes de volver a la vivienda para tratar de limpiar la escena; algo de lo que el procesado ha negado recordar nada.

    La víctima murió tras sufrir un shock hipovolémico por degüello, si bien su cuerpo presentaba más de medio centenar de secuelas a raíz de la agresión y una veintena de cortes. El acusado se habría valido, entre otros elementos, de un cuchillo y un trozo de cerámica, y habría mutilado el cuerpo de la mujer tras su muerte.

    USO DE PERFILES FALSOS EN FACEBOOK

    El acusado ha detallado que conoció a la víctima en 2016 a través de la red social Facebook a través de un perfil en el que se hacía llamar Antonio; un nombre que mantuvo en los primeros meses de conversaciones. "Tenía complejo porque no tenía pelo, puse una foto de cuando era más joven y luego la volví a cambiar", ha dicho para justificar el uso de un nombre falso antes de reconocer que la propia familia de la fallecida le conocía como Antonio.

    Francisco S. reveló su nombre a la víctima ante la posibilidad de trabajar en el restaurante en el que ella trabajaba los domingos en Canjáyar, para lo que necesitaba entregarle su documentación. "Me dijo que no estaba molesta y que ya lo sabía", ha ante los miembros de jurado.

    También ha reconocido que 13 días antes del crimen creó un perfil falso con el nombre de una familiar suya en el que se subieron fotografías de él para simular su desaparición. "Lo hacía para ver si era verdad que me quería", ha dicho sin entrar en más detalles a preguntas de la acusación particular, que considera esta una coartada que le permitió planificar el presunto asesinato y actuar con "alevosía" y de forma "sorpresiva".

    Cuestionado por su historial delictivo, el acusado ha reconocido contar con alguna sentencia condenatoria por estafa y por delitos relacionados con violencia de género sobre otras parejas sin especificar que son siete las condenas que pesan sobre él, de las que cuatro están vinculadas a delitos contra la mujer, lo que para la acusación particular lo convierte en un "peligro para la sociedad".

    Lejos de esta tesis, la defensa ha rechazado la existencia de un plan preconcebido al considerar que el hombre llegó a casa de la mujer tras su salida del hospital, por lo que su recorrido fue "involuntario y nada premeditado". "No se podría haber causado el fallecimiento si ella tampoco hubiera abierto la puerta", ha alegado el letrado.

    El representante del acusado también ha considerado que no existen pruebas para saber si la víctima murió en "el primer corte" o tras una agresión al tiempo que ha cuestionado si las relaciones sexuales que se mantuvieron esa noche fueron o no consentidas, con lo que ha encuadrado los hechos, en su caso, en un posible homicidio. Asimismo, ha aludido a bajo coeficiente intelectual de su patrocinado, para el que ha reclamado la eximente completa por intoxicación ante la ingesta de alcohol.

    El juicio proseguirá el próximo martes con las declaraciones de la Guardia Civil y de los agentes de Policía Local que intervinieron en la investigación, así como de otros testigos, entre ellos conocidos y vecinos de la víctima.

    El teléfono 016 es el número de información y asesoramiento jurídico para las víctimas de violencia machista y su entorno. Funciona las 24 horas, es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica aunque puede quedar registrado en algunos terminales. Las personas con discapacidad auditiva o del habla pueden contactar por mensaje de texto en el número 900116016.