16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 12 de octubre de 2008

    Almería.- Agencias de viajes estiman una caída de sus ventas del diez por ciento este año y temen un reajuste para 2009

    ALMERÍA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes de Almería, Asaval, Tomás Komuda, valoró hoy que las ventas de estos establecimientos en Almería descenderán en torno a un diez por ciento durante 2008 y señaló que el sector podría sufrir un reajuste a partir del año que viene.

    En declaraciones a Europa Press, Komuda apuntó no obstante que la caída de las ventas actual, registrada desde principios de 2008, supone la vuelta a "una situación normal" tras el "boom" experimentado en los tres o cuatro últimos años, en los que la contratación de viajes crecía hasta un 20 por ciento anual.

    Para el responsable de Asaval, la situación actual de crisis económica afecta "menos" a su actividad que a la de otros sectores como la construcción o los servicios ya que la gente "no renuncia a sus vacaciones", si bien ha percibido que los clientes "han bajado un escalón" y optan por destinos más cercanos al que desearían y por estancias más cortas.

    En esta línea puntualizó que las personas que antes contrataban viajes internacionales se decantan ahora por destinos europeos; los que viajaban a Europa se quedan en España; y los que iban a otros puntos de la geografía española, viajan por Andalucía.

    Komuda subrayó que las agencias de viajes agrupadas en Asaval, más de una veintena, ofertan a sus clientes una tarjeta propia para efectuar el pago aplazado así como "viajes a medida" en los que el cliente puede confeccionar sus itinerarios "a medida de su bolsillo", ya que los compradores buscan ahora "el mejor precio".

    Asimismo indicó que para 2009 podría haber un reajuste en el número de agencias de viaje porque la disminución de la rentabilidad impide que sigan abiertos todos los negocios que están ahora en el mercado y opinó que serán las grandes redes de agencias las que primero notarán la crisis, ya que las pequeñas y medianas empresas son negocios familiares que tienen más facilidades a la hora de reducir costes.