6 de abril de 2020
23 de julio de 2008

Almería.- La Junta aprueba el plan que permitirá la construcción de 35.300 viviendas libres y 13.500 VPO en el Levante

La Comisión de Ordenación del Territorio acuerda cuatro nuevas áreas de oportunidad en el Poniente

ALMERÍA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía (Cotua) ha aprobado el Plan de Ordenación del Territorio del Área del Levante Almeriense (Potala) y la modificación del Plan de Ordenación del Territorio del Poniente de Almería (Potpa) con una inversión global de 7.349 millones de euros, la creación de 190.600 nuevos puestos de trabajo y 38.800 viviendas, de las que 13.500 serán VPO.

Según informó la Junta en una nota, el Potala, que debe aprobarse de manera definitiva en Consejo de Gobierno integrará el área del Levante almeriense --Antas, Bédar, Carboneras, Cuevas del Almanzora, Garrucha, Huércal-Overa, Los Gallardos, Mojácar, Pulpí, Turre y Bédar-- en el sistema de ciudades de Andalucía, y propiciará su configuración como un destino turístico de alta calidad.

En total, plantea una inversión de más de 5.000 millones de euros, la creación de 130.693 puestos de trabajo y la construcción de 29.800 viviendas, 9.000 de ellas protegidas. Al mismo tiempo, servirá para establecer las zonas que deben quedar excluidas del proceso de urbanización por sus valores naturales o paisajísticos, para reducir riesgos y fomentar su uso público.

En este sentido, el Potala establece áreas de oportunidad, entendidas como suelos con un elevado valor estratégico que las convierte en lugares idóneos para la localización de actividades económicas y equipamientos de interés supramunicipal y para la potenciación y cualificación del conjunto de la estructura territorial de este ámbito determinado.

Por un lado, están las áreas de reserva que se han destinado a actividades turísticas y residenciales, entre las que destaca la del Llano Central, de la que participan siete municipios y donde se construirán 25.000 viviendas nuevas. Esta actuación será capaz de generar por sí sola 3.680 millones de euros de inversión, 95.000 empleos y cuenta con una superficie de 5.000 hectáreas.

Carboneras, Cuevas del Almanzora y Huércal-Overa también contarán con sus propias áreas de oportunidad, que servirán para generar 15.000 empleos en la zona y supondrán una inversión de 523 millones de euros, con la construcción de 3.850 viviendas.

Por otro lado, se han establecido otras cuatro áreas de reserva para actividades productivas que supondrán una inversión total de 835 millones de euros y la creación de 22.193 puestos de trabajo. Estas cuatro zonas serán las de Pulpí, destinada a actividades económicas relacionadas con el sector agropecuario; Bédar-Los Gallardos, para industrias auxiliares de la construcción; Carboneras, para actividades logísticas; y La Ballabona, que concentra las demandas de crecimiento urbano para usos industriales y logísticos.

POPTA.

La Comisión de Ordenación del Territorio de Andalucía también ha aprobado la primera modificación del Potpa, en vigor desde el año 2002, con el objetivo de reforzar los objetivos que en su día se fijaron para esta zona del Poniente almeriense.

La modificación incorpora cuatro nuevas áreas de oportunidad ligadas a estas actividades, y se da respuesta a la demanda de vivienda protegida, con la construcción de 4.500 VPOs, al reservar suelos en buenas condiciones de accesibilidad que tienen garantizados las dotaciones y equipamientos que necesita la población.

Estas cuatro intervenciones supondrán una inversión de 2.311 millones de euros, al tiempo que servirán para generar 60.000 empleos y habilitarán 11 hectáreas de suelos estratégicos en la comarca.

El área de reserva del Parque de Innovación Empresarial de Vícar acogerá actividades terciarias de alta cualificación para dar respuesta a los nuevos objetivos estructurales del sector agrícola en un espacio específico que propicie el desarrollo y la modernización de las estructuras empresariales, incluyendo dotaciones de servicios de alta calidad y permitiendo la creación de 17.000 empleos.

Por su parte, el área de reserva del Eje Ejido-Costa --localizada en la Carretera de Almerimar-- servirá para ordenar y regular usos de carácter industrial y terciario ya implantados, mediante la creación de un área productiva de calidad en el principal acceso a la zona turística de Almerimar, con unas magnitudes que muestran una inversión de 543 millones de euros y un 16.000 nuevos puestos de trabajo.

El área de reserva del sector interior de la Ensenada de San Miguel, que, incluye 6.500 viviendas, supondrá una continuidad de Almerimar, concentrando servicios y equipamientos que cualifiquen la oferta turística de la localidad de El Ejido.

Por último, en esta modificación se incluye también un área de reserva para vivienda protegida en Adra que dará cabida a 2.500 VPO, cuyo fin es contribuir a la mejora de las condiciones para acceder a la vivienda y garantizar una oferta de suelo con destino, sobre todo, a vivienda protegida.