19 de septiembre de 2019
12 de octubre de 2008

Almería.-Tribunales.-Elevan 18 meses la condena a dos jóvenes que asaltaron una casa para robar a su morador cinco euros

ALMERÍA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Almería ha elevado un año y medio la pena de 24 meses de prisión dictada contra dos jóvenes vecinos de El Ejido (Almería) que, en agosto de 2007, asaltaron una vivienda del municipio para forzar a su morador, contra el que lanzaron pedradas y al que mostraron un cuchillo de cocina, a que les entregase cinco euros.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, coincide con el juzgador en primera instancia en señalar ambos como autores de un delito de robo con fuerza e intimidación pero considera que debe aplicarse el subtipo agravado ya que, pese a que el portador del arma blanca no llegó a usarla contra la víctima, subraya que la "intimidación" se realizó, precisamente, a través de la exhibición del cuchillo.

El tribunal atiende el recurso de apelación interpuesto por el Ministerio Fiscal, que tras la vista oral en el Juzgado de lo Penal número 4, elevó a definitivo el escrito de calificación por el que solicitaba una pena de tres años y medio de cárcel para cada uno.

Los dos jóvenes, uno de ellos en situación irregular en España, se aproximaron en la madrugada del 26 de agosto de 2007 hasta el dúplex del denunciante puesto de común acuerdo y con el ánimo de obtener beneficio ilícito, según sostiene el apartado de hechos probados. Tras golpear la verja que daba acceso al jardín para provocar la salida de su morador al exterior del inmueble, uno de ellos agarró a éste fuertemente de la camiseta, le golpeó en la cara y lo arrojó contra la pared, al tiempo que le exigía cinco euros.

La víctima, ante el temor de que los asaltantes lograsen flanquear la puerta, entró en la casa y cogió el dinero. Mientras, los jóvenes comenzaron a tirar piedras contra el inmueble, que sufrió la rotura de varias cristales de ventana. Al volver a salir, el hombre se percató de que uno de ellos había sacado un cuchillo y de que se aproximaba hacia con la amenaza de que no tendría reparo en córtale el cuello.

Fue entonces cuando el propietario de la vivienda decidió emprender la huida, durante la que recibió el impacto en la cabeza de una piedra, aunque consiguió avisar a una patrulla de la Guardia Civil que se hallaba en las inmediaciones. Sufrió una herida inciso-contusa en región parietotemporal izquierda, por la que necesitó una única asistencia médica y de la que tardó en curar siete días.