CCOO y UGT rechazan las condiciones de "desprotección" en el nuevo convenio del campo

CCOO y UGT rechazan las condiciones de "desprotección" en el nuevo convenio del campo
5 de diciembre de 2018 EUROPA PRESS/TECNOVA - ARCHIVO

ALMERÍA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT han criticado este miércoles las condiciones de "desprotección" a los trabajadores con las que la patronal agraria encabezada por Ecohal, COAG y Asaja pretende renovar el convenio colectivo del campo en Almería.

Éste afecta a unas 54.000 personas de la provincia y los sindicatos lo han rechazado al asumir con el mismo "fraude en la contratación" dado que "el 40 por ciento de los jornales no se están declarando" y el "90 por ciento de los trabajadores son eventuales" en lugar de fijos discontinuos, toda vez que los salarios se sitúan por debajo del salario mínimo interprofesional.

En rueda de prensa, el secretario general de Industria de CCOO-A, Jose Manuel Moreno, además de la secretaria de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, Francisca Ramírez, y su homólogo en CCOO, Javier Castaño, han destacado que durante los últimos meses se han interpuesto un centenar de denuncias a la Inspección de Trabajo para tratar de regularizar los contratos de los trabajadores.

"El convenio plantea pagar 46 euros por jornada frente a los 30 o 35 que se pagan. No vamos a ser cómplices de una situación de estas características", han apuntado antes de señalar además el "fraude generalizado a las arcas de la Seguridad Social" mediante el sistema de peonadas que, según en sus cálculos, supone la pérdida anual de más de 50 millones de euros en ingresos a las arcas públicas.

Los sindicatos, que abogan por la alcanzar el salario mínimo de 1.000 euros a través de 14 pagas, han apuntado también que la patronal pretende retirar el pago de desplazamientos y suprimir complementos, así como afianzar prácticas que ponen en "grave riesgo" la salud de los empleados, "al permitir que se fumiguen los invernaderos mientras la plantilla se encuentra dentro del mismo y, además, hacerlo sin ropa ni equipos de protección", según Ramírez.

Tras reclamar una mayor implicación de las administraciones y nuevos criterios de concesión de ayudas ligados a la calidad del empleo, desde CCOO y UGT han requerido que se intensifique el trabajo de la inspección, porque es "lenta e ineficaz" a la hora de detectar las irregularidades que se denuncian incluso a pesar de acudir a las explotaciones agrarias acompañada por la Guardia Civil.

"Los finiquitos no se pagan bajo la amenaza de que no se les llame para la siguiente campaña", ha expresado por su parte Castaño, quien ha incidido en las condiciones en las que se desarrolla el trabajo en el campo, donde los jornaleros "no tienen agua potable", "tienen que hacer sus necesidades fuera" y carecer de comedores por lo que almuerzan "en las matas".

"HAY QUE DAR VOZ A QUIENES ESTÁN ROBANDO Y EXPLOTANDO"

Los sindicatos han advertido que, en caso de no avanzar en la negociación del convenio para dignificar las condiciones de los trabajadores del campo, se plantean una gran movilización para "dar voz a la gente a la que están robando y explotando en el campo" a la que se una además el sector del manipulado, que emplea a otras 25.000 personas y cuyo nuevo convenio colectivo comenzó a negociarse el pasado 24 de octubre.

CCOO y UGT han señalado, en relación al convenio de la industria auxiliar, que es el momento de "recuperar derechos" para el sector, de manera que en las negociaciones con Coexphal y Asempal solicitarán un incremento salarial y la equiparación de sueldos entre hombres y mujeres, especialmente tras la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 1 de Almería que advirtió de la discriminación existente entre mozos y envasadoras.

Igualmente, han incidido en la volatilidad de las plantillas de las empresas cuando, en el anterior convenio, se fijó que el "el 60 por ciento" tenían que ser "estables". "Los trabajadores tienen también una rotación alta entre empresas y eso coincide en que, como son temporales, si exigen el finiquito, les dicen que el año que viene no les llaman".

Asimismo, han reclamado mayor planificación en el sector para ordenar las jornadas laborales y garantizar las 40 horas semanales entre lunes y viernes, dado que actualmente "la conciliación es nula". "El sector ya ha cumplido la mayoría de edad y esto tiene que estar organizado. Si no dan garantías en el mínimo de horas, es porque favorecen a los trabajadores eventuales", han observado.

Contador

Últimas noticias