1 de diciembre de 2020
28 de octubre de 2020

El Defensor del Pueblo Andaluz prevé entregar en noviembre un informe sobre la gestión de centros de mayores

El Defensor del Pueblo Andaluz prevé entregar en noviembre un informe sobre la gestión de centros de mayores
La delegada de la Junta en Almería junto al defensor del Pueblo Andaluz - EUROPA PRESS

ALMERÍA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, ha ofrecido este miércoles su colaboración para "mejorar y cambiar en lo que sea necesario" el modelo de las residencias de mayores en Andalucía, de forma que trabaja en la elaboración de informe sobre la gestión que se ha llevado a cabo en este tipo de centros durante la pandemia de covid-19 que, según sus previsiones, podría entregar en noviembre al Gobierno andaluz.

Maetzu ha mantenido distintas reuniones en Almería capital con representantes de la asociación de familiares de personas mayores FOAM; con gestores de la residencia El Zapillo, sobre la que abrió una queja de oficio debido a un brote de covid-19, gestores de la residencia Perpetuo Socorro de Santa Fe de Granada; representantes sindicales, representantes de la asociación de empresarios almerienses Asempal y responsables de la gestión de atención primaria, con el objetivo de conocer de primera mano la situación de las residencias de mayores en esta zona de Andalucía.

"Que se cambie lo que sea necesario. No estoy en reproche, sino en mejorar lo que sea necesario", ha indicado el Defensor ante los medios tras un breve encuentro con la delegada de la Junta en Almería, Maribel Sánchez, donde ha abogado por la mejora en la gestión de las residencias de la tercera edad.

Así, se ha mostrado partidario de priorizar la "economía de cuidados". "Hay que encontrar un equilibrio con prioridad en la salud, pero se puede alcanzar una economía de cuidados, con especial atención a la población de mayores, para comprender sus problemas de soledad, aislamiento, desfase con la tecnología, y dentro de ello, analizar que los mayores están todavía más solos fuera de su casa, en las residencias", ha subrayado el Defensor.

Maeztu ha señalado que su institución aborda este cambio de modelo desde "una mirada de las residencias positiva" para "arreglar lo que no funciona". "En un sistema democrático, el defensor es la voz de los que no tienen voz, y pone a la luz lo que no funciona. Ese mi compromiso", ha afirmado.