18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 29 de septiembre de 2018

    Denuncian a Fiscalía de Almería la "retención" de más de 2.000 envíos en Correos con prácticas "fraudulentas"

    ALMERÍA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Una organización sindical ha denunciado ante la Fiscalía Provincial de Almería la presunta comisión de prácticas "irregulares" en una de las oficinas de Correos de la capital que habría derivado en la "retención de correspondencia de manera totalmente ilegal" con "más de 2.000 envíos pendientes de entrega".

    La denuncia, consultada por Europa Press, concreta que los citados envíos son, en esencia, "notificaciones administrativas, además de paquetería" e indica que a esto se sumaría "correspondencia ordinaria a la que no se da prioridad alguna".

    "Esta se acumula quedando por entregar y trabajar mientras que hay zonas sin reparto desde finales de junio de 2018", asegura el sindicato SipCte que cita el artículo 560 del Código Penal para justificar la puesta en conocimiento de los supuestos hechos a la Fiscalía Provincial.

    La denuncia que los "dirigentes" de Correos "podrían estar obstaculizando" de manera "clara" la correspondencia de los ciudadanos de Almería dando lugar a, según remarcan, "una situación a todas luces ilegal, que ha llegado a un límite intolerable y que supone una práctica generalizada".

    Señala que existe un "caos organizativo" en el que "no se sustituyen bajas, tampoco la totalidad de las vacaciones de personal" y alude a que "se dan instrucciones para que "no se den de alta en el mismo día en el sistema informático las masivas de notificaciones administrativas con el único objetivo de no se pueda comprobar por parte de los remitentes cuál es el estado de la notificación".

    "La mayoría se niega a esta práctica fraudulenta pero son amonestados para que lleven a cabo tal práctica", sostiene el sindicato, que añade que a "trabajadores jóvenes de nuevo ingreso y trabajo por las tardes", se les "obliga a realizar entregas de primer intento en un número imposible de asumir de hasta 80 en cuatro horas cuando debe realizarse una media de diez".

    De este modo, según concluye, presuntamente "los trabajadores avisan la mayoría de las notificaciones o quedan sin repartir, con las quejas de los vecinos".

    Para leer más