19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • 20 de octubre de 2014

    Junta dice que el protocolo es "dinámico" y puede "adaptarse" a cuestiones como el traslado de pacientes

    ALMERÍA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Almería ha manifestado este lunes que el protocolo de actuación ante posibles casos de ébola en la Comunidad autónoma es "dinámico" y "se puede adaptar a las distintas cuestiones" que se planteen, como es el caso del traslado de pacientes hasta el centro de referencia Virgen del Rocío de Sevilla desde la provincia.

    Así lo ha trasladado una portavoz de la Delegación a Europa Press tras la concentración de personal de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) que reclama la "revisión" del protocolo de traslado por considerar que el sistema diseñado implicaría un "riesgo de contagio para hasta 12 profesionales" y un viaje de "entre ocho y diez horas" con cuatro relevos, lo que daría lugar además "cambios en los trajes".

    Desde Salud han apuntado que el protocolo no es un documento "cerrado" sino que las cuestiones a tratar en cada caso pueden ser estudiadas por el Comité Especial para la gestión en España de la enfermedad por el virus del ébola, así como por el Comité Científico y el próximo Comité Regional de Salud y Seguridad, conforme se "vayan planteando".

    Para el personal de EPES en Almería, la decisión adoptada de establecer un único centro de referencia a nivel regional en Sevilla para atender a todos los pacientes susceptibles de padecer el virus del ébola "conlleva un protocolo de traslado desde Almería en unas condiciones que, tanto el personal de EPES como el Sindicato de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Almería, consideran inadecuadas".

    "Este protocolo provoca la implicación de un número de trabajadores excesivo y multiplica por cuatro el riesgo de los mismos, al implicar cuatro relevos en centros hospitalarios del personal con los cambios de los trajes de protección, momento considerado como el más crítico del proceso", han apuntado en una nota.

    En esta línea, han señalado bajo estas condiciones se sometería al paciente a un "estrés físico y psíquico excesivo" debido a la "larga duración del traslado", que han estimado entre ocho y diez horas, y a las condiciones de la ambulancia "que pasaría a ser un espacio reducido e impermeabilizado".

    Para leer más