19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • 2 de julio de 2014

    El jurado declara culpable al hombre que mató de un disparo a un gambiano en Cuevas del Almanzora

    ALMERÍA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El jurado popular ha declarado por unanimidad de todos sus miembros a A.N.N. culpable de matar de un tiro de escopeta a un joven de 28 años natural de Gambia a finales de abril de 2012 en Cuevas del Almanzora (Almería) tras mantener con él una breve discusión por la ocupación de una casa cueva en el barrio de El Calvario.

    El veredicto leído en la sala de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería ha considerado probado todos los hechos después de que el propio acusado admitiera el primer día de la vista oral la acusación formulada por el Ministerio Público, que finalmente interesó para él diez años de prisión por un delito de homicidio doloso y seis meses más por otro de tenencia ilícita de armas.

    El jurado ha interesado las penas solicitadas por la Fiscalía mientras que, por otro lado, no ha tenido que pronunciarse sobre M.I.C.N., la compañera sentimental del acusado quien, en el arranque del juicio, estaba acusada por su supuesta implicación al facilitar la huida del procesado del lugar del crimen. No obstante, los cargos contra ella fueron retirados al no encontrar prueba suficiente para mantener la acusación. En este sentido, la presidenta de la sala dictó ya la absolución in voce de la hasta entonces coacusada.

    Según los hechos probados, a las 19,45 horas del 27 de abril de 2012, el acusado se personó en la casa de la víctima con una escopeta de caza, de forma que tras discutir con el joven, "efectuó un disparo con un proyectil tipo cartucho de plomo a menos de un metro de distancia".

    El fiscal subraya que el proyectil, "entre la octava y novena categoría", penetró en el hemotórax derecho de M.C. "con afección de órganos vitales como el pulmón y los bronquios", lo que le provocó "la muerte inmediata por shock hipovolémico y asfixia mecánica por aspiración.

    El relato de hechos del Ministerio recoge que, a continuación, A.N.N. se introdujo nuevamente en el coche con la escopeta, propiedad del padre de su compañera y para la que no tenía licencia, y huyó "inmediatamente del lugar" si bien fue detenido por la Guardia Civil en Águilas (Murcia) poco después. El vehículo, en el que también estaba el hijo de año y medio de la pareja, fue conducido por su compañera.

    En la primera sesión del juicio, el acusado reconoció los hechos pero negó la participación consciente de su compañera sentimental, quien también negó su implicación en la trama aunque ha reconocido que ella condujo el vehículo hasta Murcia para encontrarse con sus cuñados, a los que llamó por teléfono en el desconcierto de lo ocurrido. A la vista de estas declaraciones, la Fiscalía renunció al resto de pruebas testificales y documentales. Por su parte, las defensas se adhirieron la petición fiscal.