16 de junio de 2019
  • Sábado, 15 de Junio
  • 24 de septiembre de 2014

    Maíllo propone "resarcir a compradores de buena fe" pero no "demandas especulativas"

    Maíllo propone "resarcir a compradores de buena fe" pero no "demandas especulativas"
    EUROPA PRESS

    ALMERÍA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

       El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha abogado este miércoles por "resarcir" a los compradores de buena fe de viviendas irregulares, a los que "no se puede dejar tirados", y ha trasladado que la coalición estará "encantada" de llegar a un acuerdo para dar una "solución de presente y futuro" que "no genere expectativas frustradas ni satisfaga demandas especulativas".

       "Nadie va a subvertir una realidad disciplinaria porque el Estado está para garantizar que se cumpla la norma y que se resarza a los perjudicados", ha indicado Maíllo, quien ha considerado un "error" el "enunciado insuficiente" que hizo en sede parlamentaria la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, cuando propuso la modificación del artículo 185 de Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) para dar una solución a las casi 25.000 viviendas alegales que hay en la comunidad.

       A preguntas de los periodistas en Almería, ha asegurado que lo "importante" es alcanzar un acuerdo en el seno del grupo de trabajo creado entre IU y PSOE "que ponga sensatez y orden" desde la "voluntad de resolver los problemas de la gente" y ha abogado por "bajar el balón y ver la complejidad de la situación para dar un trato igualitario a los afectados y no satisfacer demandas especulativas".

       "Estamos encantados de poder afrontar la situación de primeras viviendas con carácter permanente, a cuyos propietarios hay que garantizarles los suministros básicos como a todas las personas en situación de emergencia, pero no podemos olvidar las razones de esta situación, lo que hicieron los ayuntamientos en materia de disciplina urbanística y que hicieron anteriores gobierno autonómicos", ha señalado.

       Maíllo, para quien es una "constatación" que el conflicto de las viviendas fuera de ordenación "se nos ha ido de las manos", ha apelado al "sosiego, pero con ritmo", para buscar una solución de "presente y de futuro" y ha emplazado al citado grupo de trabajo para "afrontar con rigor la realidad", que, según ha insistido, deriva de una "ausencia de disciplina urbanística demasiado tiempo en esta tierra".

       Al hilo de esto, ha apuntado que lo "más acertado" es la elaboración de un censo que arroje "qué tipología hay" para diseñar una "respuesta política y en ningún caso hacer un caso general".

       "Hay constancia de la falta de disciplina urbanística de la que son responsables los ayuntamientos. Si hay delito hay que perseguirlo. Nadie va a subvertir una realidad disciplinaria pero a la gente, perjudicados de buena fe, hay que resarcirlos. Por eso la mejor solución es arbitrar una solución de presente y futuro y sentarse a atender una situación variada y compleja para, de acuerdo a esto, adoptar soluciones", ha concluido.