20 de septiembre de 2019
29 de noviembre de 2009

Tribunales.- TS confirma cinco años de cárcel al joven que asestó ebrio cuatro puñaladas a otro en Pescadería

ALMERÍA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la pena de cinco años de prisión para el joven de 29 años que, en diciembre de 2006, asestó cuatro puñaladas a un hombre "sin mediar palabra o discusión" en el interior de un bar ubicado en la calle Remo del barrio de Pescadería, en la capital de Almería.

El Alto Tribunal desestima en el fallo, que recoge Europa Press, el recurso de casación interpuesto por la defensa al considerar probado que Juan Antonio H.A. intentó acabar con la vida de la víctima y que las heridas, pese a que señala el letrado fueron superficiales, fueron repetidas, en zonas vitales y acompañadas de expresiones en la que "exteriorizó" su propósito de causarle la muerte.

Rechaza, asimismo, elevar el tipo de la atenuante de embriaguez que ya se le aplicó por la Sección Primera de la Audiencia Provincial ya que la actuación del acusado "coetánea y posterior" a los hechos demostraba un "cierto control de los actos propios" y "bastante" para descartar que tuviera anuladas casi de forma absoluta sus capacidades volitivas y cognitivas.

El Supremo tampoco admite que concurran las circunstancias para tener en cuenta la atenuante de confesión, tal y como sostiene el recurso de casación, ya que Juan Antonio H.A. fue identificado en una fotografía por varios testigos y consta que el instructor del atestado intentó contactar en numerosas ocasiones con sus familiares para que compareciese en las dependencias policiales, sin lograrlo.

La sentencia de la Sección Primera consideró al joven autor de un delito de homicidio en grado de tentativa aunque aplica la atenuante de embriaguez después de que el fiscal, tras el acto de juicio oral, modificase el escrito de calificación en el que imputaba un delito de asesinato en tentativa.

Juan Antonio H.A., natural de Granada, actuó bajo la "ingesta excesiva de bebidas alcohólicas mientras se encontraba en compañía de su hermano, identificado como J.H.A., en el bar Marín a las 18,30 horas del 12 de diciembre de 2006.

De improviso y "sin mediar discusión", se abalanzó contra la víctima, quien había acudido con dos amigos al local, y le asestó cuatro puñaladas "con la intención de acabar con su vida".

La víctima, un hombre identificado como A.G.N., quien previamente a la vista oral renunció a percibir indemnización, sufrió heridas de "riesgo vital" al alcanzar la hoja de la navaja el hígado y la zona ilíaca aunque "no peligro su vida" gracias a la rápida intervención de sus amigos y el hermano del agresor.