24 de abril de 2019
  • Martes, 23 de Abril
  • 9 de octubre de 2010

    TS confirma 100 años de cárcel para tripulación de un buque interceptado con 4 toneladas de cocaína

    ALMERÍA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la condena a un total de 100 años de prisión para dos narcotraficantes y cinco miembros de la tripulación del mercante 'OCT Challenguer' que fue interceptado en febrero de 2007 en aguas de la Isla de Alborán con cuatro toneladas de cocaína escondidas en el tanque de agua potable ubicado a babor después de que los acusados trasbordasen la droga desde otra embarcación en un operación desarrollada en alta mar.

    El Alto Tribunal rechaza en una sentencia, recogida por Europa Press, los recursos de casación interpuestos por la defensa de cinco de los procesados y pese a estimar que no concurre en este caso la agravante de organización, apunta que las alegaciones no afectan a la penas al "no guardar relación de causalidad con el fallo el error de calificación" de los hechos enjuiciados.

    El fallo sostiene en sus fundamentos de derecho que, frente a la petición de nulidad de las escuchas telefónicas, estas intervenciones "que no tuvieron resultado efectivo alguno" no están entre la principales pruebas de cargo en las que se basa la condena. Rechaza, en esta línea, que el registro de mercante fuese irregular ya que, según destaca, se hizo en presencia de los pasajeros como consta en el acta de la secretaria judicial.

    El Supremo considera, asimismo, que no ha quedado probado que los acusados padeciesen toxicomanía y confirma que los tripulantes "sabían perfectamente para que habían sido contratados" ya que --ahonda-- existió un "acuerdo de voluntades en la realización del transporte de la droga, desde el inicio de la travesía, y en todas las labores, tanto preparatorias como subsiguientes al embarque de la sustancia tóxica, hasta su abordaje por la patrullera del Servicio de Vigilancia Fiscal".

    La sentencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional señaló a los siete procesados, de nacionalidad lituana, italiana y griega, como autores materiales de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes que causan grave daño a la salud en cantidad de notoria importancia y les impone entre 17 y 13 años y seis meses de prisión además del pago de sendas multas de más de 126 millones de euros. Aplica, asimismo, las agravantes de ser una trama organizada y utilizar un buque como medio de transporte.

    La operación de abordaje del mercante ejecutada por agentes del Servicio de Vigilancia Fiscal por orden del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional se desarrolló a las 16,30 horas del 13 de febrero de 2007 en aguas internacionales del Mar Mediterráneo tras una travesía de 18 días desde que partieran del puerto de Rotterdam (Países Bajos) con destino, según constaba de forma oficial, a Split (Croacia).

    El magistrado Nicolás Poveda consideró probado que, en el transcurso del viaje que tal y como señalaron agentes de la Policía Nacional en sala debería haber durado ocho días, el 'OTC Challeguer' se desvió de su ruta y se dirigió a un punto en el Océano Atlántico, en las inmediaciones de la Isla de Madeira, para, desde otra embarcación, que su tripulación transbordase y cargase en su interior hasta 108 fardos de droga.

    Según consta en el fallo, el mercante tomó entonces rumbo a la Isla de Madeira, donde repostó y se aprovisionó de frutas y verduras, además de agua potable ya que --ahonda-- habían vaciado en alta mar el tanque ubicado a babor para ocultar la cocaína. Fue al pasar por el control marítimo de la localidad gaditana de Tarifa cuando las autoridades comprobaron que los datos ofrecidos sobre el abanderamiento por el propietario del barco, un hombre de 34 años que usaba el alías de 'Chapas', eran falsos.

    Tras finalizar el abordaje efectuado por los funcionarios del Servicio de Vigilancia Fiscal, el 'OCT Challeguer' fue trasladado hasta el puerto de Almería, donde se practicó el registro. En la sala de máquinas, los agentes advirtieron que en uno de los accesos al interior de la tolva, denominado 'paso de hombre', se habían manipulado recientemente los tornillos que lo sellaban. En total se incautaron 3.752,9 kilos de cocaína con una pureza del 62,12 por ciento.

    Pese a que el capitán del buque, de 79 años, alegó ante el tribunal que se desvió de su ruta y se alejo de la costa debido al temporal, el magistrado señala como "evidente" que el objetivo era acudir al punto de encuentro con un barco "nodriza", extremo que confirma el cabecilla de la trama, quien aseguró que, debido a su profesión de "panadero", tuvo que tomar parte de este tipo de actividades debido a problemas económicos.

    Para leer más