2 de diciembre de 2020
12 de enero de 2020

El vuelo entre Almería y Sevilla cumple diez años con más de 310.000 pasajeros y un progresivo incremento

El vuelo entre Almería y Sevilla cumple diez años con más de 310.000 pasajeros y un progresivo incremento
Avión que opera el vuelo entre Almería y Sevilla - JUNTA DE ANDALUCÍA - ARCHIVO

ALMERÍA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La conexión aérea entre Almería y Sevilla, que comenzó a operar en 2010 tras su declaración de obligación de servicio público (OSP), cumplirá el próximo miércoles diez años en funcionamiento, lo que ha permitido el desplazamiento en apenas una hora entre ambas ciudades andaluzas de más de 310.000 pasajeros con una notable progresión en la ocupación de sus vuelos.

Si bien la ruta aérea nació con la previsión de alcanzar en un primer año entre un 35 y un 50 por ciento de ocupación, la preferencia por este medio frente al uso de otros transportes ha llevado a que, desde 2017 en adelante, el nivel medio de ocupación supere con 61 por ciento de plazas en los diferentes vuelos --hasta el 71,82 por ciento en 2018--, según los datos facilitados a Europa Press por la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía.

La conexión contará en 2019 con su mejor marca de la década en volumen de pasajeros, ya que, a la espera de concretar los datos de diciembre, hasta el mes de noviembre ya se habían registrado 38.817 viajeros, lo que supone una cifra superior a todo 2018, cuando se contabilizaron 38.066 usuarios.

El aumento de pasajeros en los dos últimos años, influenciado en parte por las dificultades para conectar por tren ambas capitales ante el deterioro de las líneas ferroviarias, ha llevado incluso a que desde el segundo semestre del pasado año la mayoría de las operaciones se realicen con aviones de 72 plazas en lugar de 50 como se hacía anteriormente.

Así, durante la década en la que la ruta ha estado activa, la conexión ha presentado una regularidad superior al 99 por ciento y una puntualidad superior al 96 por ciento. En este sentido, y tras haber contabilizado a más de 312.500 pasajeros bajo la declaración de OSP, tan solo se han advertido 75 quejas por parte del pasaje, con ninguna incidencia en 2015 ni en el primer año de funcionamiento.

El vuelo surgió como parte de la estrategia del Gobierno andaluz para cohesionar el territorio andaluz, de modo que, inicialmente y con una aportación de la Administración autonómica de 12 millones de euros, contó con dos vuelos diarios por sentido durante todos los días con billetes que contemplaban un precio máximo por trayecto de 117 euros más tasas aunque con tarifas promocionales de 36,44 euros por viaje. El viaje inaugural se realizó con un reactor CRJ 200 de la compañía Air Nostrum.

En su primer año de vida, la conexión entre Almería y Sevilla llegó a operar 1.184 vuelos con 30.583 pasajeros, lo que dio lugar a una ocupación media del 51,6 por ciento. En sus inicios y hasta la primera quincena de 2014, los aviones partían del aeropuerto de Almería a las 7,10 horas, de lunes a sábado, y a las 20,05 horas de lunes a domingo, mientras que en sentido inverso, la salida de las aeronaves estaba programada a las 8,40 horas de lunes a sábado y a las 21,35 horas de lunes a domingo.

No obstante, con el fin de contrato cuatrienal, el vuelo atravesó un periodo transitorio operado libre de costes por Air Europa entre el 15 de enero de 2014 y el 31 de julio del mismo año, hasta que se renovó la Orden Ministerial que volvía a declarar la ruta como servicio público, con una aportación de 8,9 millones de euros.

La renovación supuso la introducción de cambios en el servicio que llevaron a tener dos vuelos diarios en cada sentido de lunes a viernes y un vuelo por sentido en festivos, domingos, agosto, Navidad y Semana Santa, mientras que los aviones dejaron de operar los sábados. Aún así, esta línea que opera actualmente Iberia Regional-Air Nostrum ha conseguido ganar adeptos hasta tener que aumentar su oferta en 2019, 50.760 a 64.312 asientos, esto es, un 26,7 por ciento más.

El último contrato de concesión del servicio se renovó en verano de 2018 por un periodo de cuatro años, hasta el 31 de julio de 2022, y un coste de adjudicación de 8,8 millones de euros.