9 de julio de 2020
28 de mayo de 2020

ATA avisa que "la crisis puede arrastrar a una década si no se hacen las cosas bien"

ATA avisa que "la crisis puede arrastrar a una década si no se hacen las cosas bien"
El presidente de ATA Andalucía, Rafael Amor, en una imagen de archivo. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

CÓRDOBA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Andalucía, Rafael Amor, ha advertido este jueves de que "hay muchas variables" en estos momentos derivadas de la situación provocada por el coronavirus que, a su juicio, "pueden llevar a una difícil crisis que puede arrastrar a una década si no se hacen las cosas bien", tachando de "bochorno" la actuación política vivida este miércoles en el Congreso de los Diputados.

Así lo ha expresado en su intervención en el evento digital 'Situación del empleo en Córdoba tras el covid-19', organizado por 'Diario Córdoba', con la asistencia del presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Antonio Díaz; el secretario provincial de UGT, Vicente Palomares, y la secretaria provincial de CCOO, Marina Borrego.

Al respecto, Rafael Amor, tras trasladar su "más sentido pésame" por las víctimas del coronavirus en este segundo día de luto nacional, ha declarado que se ha llegado a "una tremenda crisis sin un manual de instrucciones", cuando "había inversiones fuertes para los autónomos", a lo que ha añadido que "en la semana del 9 de marzo se anunciaba que prácticamente no iba a haber efectos de consecuencias sanitarias en el país y que se iba a salir".

Pese a ello, ha valorado que los autónomos han contado con dos herramientas, como la prestación por cese de actividad, "que se mejoró en 2019", y los ERTE, de modo que "el 50% se ha acogido a la prestación por cese de actividad y el 48%, a los ERTE". Aún así, "se ven dificultades, con una enorme burocracia, y algunos de ellos no han podido disfrutar del ERTE para los empleados", ha precisado.

Además, ha resaltado que "las consecuencias vienen ahora" y ha apostillado sobre el Gobierno que "se ha hecho lo que se ha podido", apuntando que "hay muchas cosas que se pueden mejorar", pero "ahora es el momento de paliar la difícil situación que se puede llegar a tener", ha avisado.

En su opinión, "hay que ser ágiles, hace falta diálogo y hay que cambiar el sentido político de lo vivido este miércoles en el Congreso de los Diputados", de forma que al recordar a "las más de 30.000 personas, que incluso no han podido despedirse de sus familiares, no tiene ningún sentido el espectáculo bochornoso del Congreso por aquellos que van a dictar las medidas para cambiar esta difícil situación económica".

Ante ello, el presidente de ATA Andalucía ha insistido en "las consecuencias que se pueden llegar a tener", de manera que "hay muchas variables, incluso entre ellas el comportamiento de las personas para salir de esta difícil situación".

Igualmente, Amor ha aseverado que "se echa en falta el diálogo por parte del Gobierno", valorando por contra "el enorme papel" de los sindicatos, empresarios y autónomos. "Se le ha advertido de cuestiones fundamentales para los autónomos, como el hecho de no tener la devolución de las cuotas de marzo y abril", ha explicado, para advertir de "la improvisación".

Asimismo, considera que "no se puede demonizar a los empresarios del país y no se puede saltar el diálogo social, que es sagrado", a lo que ha sumado que "hay que tomar medidas contundentes, como la prórroga de los ERTE más allá del 30 de junio para sostener a las empresas y el empleo", entre otras, porque "es tiempo de diálogo y no de confrontación", poniendo como ejemplo la labor en Córdoba por parte de instituciones como la Diputación y el Ayuntamiento de la capital.

Tras remarcar que "el sistema de bienestar del país no es sostenible para aguantar al 80% del tejido empresarial confinado en sus casas", Rafael Amor ha dicho que no coincide en "un cambio total de la reforma laboral", pese a que en ATA son "reformistas", si bien ha opinado que "hay muchas cosas que cambiar, pero no se puede permitir que se politice la reforma laboral". A su juicio, "es momento de sostener al tejido empresarial y empleados" ante "una crisis sin precedentes" a la que se puede llegar.

De igual modo, ha transmitido "un mensaje de responsabilidad" por parte de los ciudadanos ante el nuevo tiempo y ha ensalzado las cualidades de la región de cara a un cambio de modelo productivo, puntualizando que "Andalucía tiene una deuda con algunas provincias, como Córdoba, Jaén y Huelva", de modo que cree que "Córdoba necesita inversiones", porque "hay una Andalucía de primera y otra de segunda".

"EL DIÁLOGO SOCIAL VA A MENOS"

Mientras tanto, Antonio Díaz ha advertido de que más de 4.000 empresas se han visto abocadas al cierre en la provincia desde el inicio de la pandemia, en dos meses, cuando en toda la crisis del año 2008 fueron 5.000, de ahí que haya manifestado que "las consecuencias son absolutamente dramáticas", teniendo en cuenta que "el PIB va a caer más del 10%" y "va a afectar de lleno a la economía provincial".

También, ha indicado que "el Gobierno cuando decretó el estado de alarma, de un día para otro, porque nadie se esperaba la medida tan drástica y lógica de una pandemia, ha ido de más a menos", puesto que "la primera medida fue fruto del diálogo social, con la aplicación de los ERTE", pero "conforme ha ido desarrollando las políticas, el diálogo social ha ido a menos", ha reprochado. También, ha admitido que "es está ante un cambio de época", en el que no ve "buen tiempo" para derogar la reforma laboral y no está en contra de la renta mínima.

LA PROTECCIÓN CON LOS ERTE

Por su parte, Marina Borrego ha resaltado el papel de los ERTE, que "de no haber existido habría millones de personas en España sin protección", a lo que ha añadido que "el mantenimiento del empleo y el cuidado por la salud es lo prioritario y hay que prever los rebrotes que tanto anuncian para evitarlos".

A su juicio, "el Gobierno hace un esfuerzo bastante grande", y ve "necesario apostar por la protección de las personas que han perdido el empleo y que no tienen ingresos". Para la sindicalista, "tiene que ponerse en marcha un plan de reconstrucción, con una inversión pública y el apoyo de Europa", a la vez que apoya derogar la reforma laboral, pero "en la mesa de diálogo social", y ha dicho que la renta mínima vital es "fundamental para la protección de las personas".

Y Vicente Palomares ha manifestado que el impacto del Covid va a ser "muy negativo para las empresas y empleados", defendiendo en este caso las medidas para "la protección de las personas, primero en el aspecto de la salud y en buscar fórmulas para que las familias tengan liquidez".

Según ha expresado, "la estrategia del Gobierno es de difícil valoración, porque es una situación inédita", aunque considera que "ha actuado todo lo rápido que se podía", entendiendo que "hay cuestiones que se podían haber mejorado, pero en lo inédito de esta situación está lo inédito de las soluciones". En palabras del sindicalista, "el impacto en Córdoba va a ser bestial, porque se basa en sectores muy vulnerables ante esta situación".