3 de agosto de 2020
25 de junio de 2009

El alcalde de Barbate dice que se reunirán el 30 con la Junta por la situación de los marineros del Nuevo Pepita

CÁDIZ, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barbate (Cádiz), Rafael Quirós (PSOE), manifestó hoy que "seguramente" el próximo día 30 cinco de los supervivientes del naufragio del barco pesquero 'Nueva Pepita Aurora' mantengan una reunión con la Consejería de Agricultura y Pesca para ver qué salida se les puede dar en cuanto a su futuro laboral.

En declaraciones a Europa Press, Quirós recordó que hay un "compromiso público" que realizó el anterior consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña y señaló que tanto por parte de la Consejería como de la Delegación Provincial "se lleva mucho tiempo haciendo gestiones para buscarles un puesto de trabajo fuera de la mar".

En cuanto a la situación de los trabajadores, el alcalde barbateño, que mantuvo ayer una nueva reunión con ellos, manifestó que están impacientes porque ya llevan mucho tiempo y tampoco quieren estar de baja indefinidamente.

Así, señaló que la cuestión "se puede solucionar" porque había empresarios que se comprometieron a darles un puesto de trabajo, de los que uno de ellos mantiene su compromiso, lo que pasa es que aún no ha abierto, y otros dos que se está viendo cómo encajan en la empresa.

CERCA DE DOS AÑOS DE LA TRAGEDIA

El día 5 de septiembre de 2007 el pesquero barbateño 'Nuevo Pepita Aurora' naufragó cuando regresaba de faenar en aguas de Larache (Marruecos) con una tripulación de 16 personas. Ese mismo día se activó un dispositivo de salvamento que logró rescatar del mar a ocho supervivientes y tres cadáveres. Cinco marineros permanecían desaparecidos.

Un día después, el pecio permanecía a 14,5 millas al sureste de Barbate, boca abajo y con la quilla visible sobre la superficie. Justo esa jornada, miles de personas asistían en el Polideportivo Municipal de la localidad barbateña a los funerales de los tres fallecidos, en una misa oficiada por el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos.

El día 7, Salvamento Marítimo analizaba la situación del barco, que se hundió el día anterior a tres millas de la costa mientras era remolcado. Un día más tarde, un centenar de pescadores de las cofradías de Cádiz y Barbate se sumaban al dispositivo de búsqueda.

Los tres robot contratados por Fomento para inspeccionar la situación del barco --situado a 137 metros de profundidad a 2,5 millas al sur de Punta Camarinal, en Tarifa-- localizaron el cadáver de un marinero en el cuarto de baño del pecio. El entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves, dio personalmente la noticia a los familiares, justo cuando se cumplía el tercer día de luto oficial decretado por el Ayuntamiento.

El día 15 de septiembre, el pueblo de Barbate se echó a la calle en una manifestación silenciosa --a la que acudieron más de 4.000 personas según la Policía Local-- tras una pancarta que rezaba el lema 'Rescate del Nuevo Pepita Aurora, ¡Solución ya!' y carteles con frases como 'Queremos a nuestros marineros' y 'Menos política y más resultados'.

Dos días más tarde, los robots contratados por Fomento consiguieron enganchar un cable en el pesquero con el fin de izarlo y trasladarlo a aguas menos profundas e inspeccionar su interior. Un día después, el 18 de septiembre, conseguían trasladarlo a 29 metros de profundidad a 0,8 millas al sur de Punta San García, en Algeciras.

A la una de la madrugada del día 19 era recuperado el cadáver de uno de los marineros del interior del pecio. Horas más tarde, a las 7,30 horas, se recuperaba un segundo cuerpo. Ambos fueron trasladados al puerto de Barbate para su identificación y posterior inhumación.

Los buzos permanecieron varias jornadas buscando, sin éxito, los otros tres desaparecidos. A última hora del día 21 se dio por finalizado el dispositivo de búsqueda, 16 días después del siniestro.