17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 14 de marzo de 2008

    Cádiz.- El Ayuntamiento de Jerez contratará a un equipo de expertos independientes para revisar los valores catastrales

    JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) contratará un equipo de expertos independientes para revisar la aplicación de los nuevos valores catastrales "como garantía de que no se cometerán errores que perjudiquen a los ciudadanos", según indicó hoy la alcaldesa jerezana, Pilar Sánchez (PSOE), que quiso mandar un "mensaje de tranquilidad a la ciudadanía".

    Sánchez señaló que "desde el respeto a la profesionalidad de los técnicos del Catastro, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda", estima conveniente que los jerezanos "no alberguen ningún género de dudas sobre la exactitud de los nuevos valores catastrales de sus viviendas y demás inmuebles".

    En este sentido, afirmó que la decisión forma parte de la hoja de ruta interna que el Gobierno local diseñó en el anterior mandato, concretamente en 2006, cuando ya estaba en marcha la revisión catastral solicitada en el año 2004, donde para "evitar un fuerte impacto en la economía de los jerezanos", solicitó la paralización de la entrada en vigor de los nuevos valores hasta que el Ayuntamiento pudiera articular los mecanismos necesarios para "amortiguar los efectos fiscales de la revisión".

    Así, el segundo paso de la citada estrategia de Gobierno fue aprobar, en julio de 2007, una bonificación del IBI del 93 por ciento, de forma que en 2008 ningún jerezano pagará más de siete por ciento respecto al año pasado. Como tercera medida, el Ayuntamiento aprobó los mecanismos necesarios para que en los próximos años de mandato el recibo del IBI no suba, en ningún caso, por encima del IPC.

    Ahora, una vez que el Ayuntamiento disponga del nuevo padrón del Catastro, posiblemente en el mes de abril, encargará a un equipo de expertos independientes que realicen los muestreos, catas y análisis necesarios para garantizar que los nuevos valores son exactos en todo caso.

    Finalmente, el Ayuntamiento recordó que la revisión catastral es, además de una obligación legal, un ejercicio de justicia redistributiva, ya que reparte las cargas fiscales entre los propietarios de inmuebles de tal manera que pague más quien más tiene. Asimismo, subrayó que "nadie "ha cuestionado técnicamente la ponencia de valores y que "sólo" se ha puesto en cuestión la aplicación concreta de esos valores en determinados casos, por lo que el propio Catastro está actuando y deberá actuar de oficio o a instancias de parte (ciudadanos y el propio Ayuntamiento) para corregir los errores que se detecten.