18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 15 de julio de 2008

    Cádiz.-Sucesos.- Denunciadas 69 personas en Los Caños por tenencia y consumo de drogas

    BARBATE (CÁDIZ), 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil presentó denuncia contra 69 personas en Los Caños de Meca, en el término municipal de Barbate (Cádiz), por tenencia y consumo de drogas y contra otras cinco por tenencia de armas blancas, así como contra un bar de la zona por infringir la normativa de cierre, incumplir la normativa de seguridad y carecer de seguro.

    Según indicó el Instituto Armado en un comunicado, el negocio, situado en la avenida de Trafalgar de Los Caños, estaba actuando como local nocturno, pese a carecer de licencia para dicha actividad, infringiendo al mismo tiempo la normativa aplicable a este tipo de empresas.

    La inspección de la Guardia Civil se realizó dentro de las operaciones previstas en el Plan especial de verano del litoral de La Janda, acordado entre los ayuntamientos de Vejer y Barbate y la Subdelegación del Gobierno en Cádiz para velar por la seguridad ciudadana en la zona costera, delimitada entre Zahara de los Atunes (Barbate) y la Torre de Castilnovo en Conil.

    El funcionamiento anormal de este local se detectó durante el pasado fin de semana, al comprobarse que, sobre las 5.45 horas mantenía sus puertas abiertas al público, congregando una gran aglomeración de gente, con grave riesgo para la integridad física de los propios concentrados y del tráfico rodado por la avenida de Trafalgar.

    Los miembros de la Guardia Civil requirieron al titular del establecimiento la documentación pertinente, pero éste sólo disponía de licencia para bar, por lo cual se había cometido una infracción grave al incumplirse el horario de cierre y en competencia desleal con otros establecimientos de la zona, los cuales sí disponen de autorización a tal fin.

    Asimismo, la inspección evidenció también que el local incumplía la normativa de seguridad, al carecer de extintores y de los pertinentes carteles indicadores en los sitios adecuados. Incluso, una de las personas que se encontraba trabajando en el interior del establecimiento lo hacía al margen de la Ley, al carecer del preceptivo contrato laboral.

    La actuación descubrió también otras serias infracciones, como la carencia del seguro obligatorio del local, dado que ni disponía de la correspondiente póliza y ni siquiera pudo acreditar el último recibo de abono y puesta al día.

    Así, la actuación se saldó con la instrucción de media docena de denuncias contra la gerencia del establecimiento por otras tantas vulneraciones a la Ley de Seguridad Ciudadana, reglamentación sobre el seguro obligatorio, la normativa laboral y el Real Decreto sobre Espectáculos Públicos.

    Por otra parte, la Guardia Civil también interceptó y cursó otra denuncia contra el patrón de una embarcación que incumplió la distancia de seguridad de la zona de baño, dentro de la que navegaba con riesgo para la integridad física de los bañistas. Finalmente, se cursaron dos denuncias por infracción a la Ley de Seguridad Vial y una más por vulnerar la Ley sobre Actividades de Ocio en los Espacios Públicos de los Ayuntamientos de Andalucía (ley anti-botellón).