27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Cádiz.-Sucesos.- Detenidas tres personas e imputadas otras siete por venta de billetes falsos durante la OPE de 2008

CÁDIZ, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes pertenecientes a la Guardia Civil de Algeciras (Cádiz) dieron por culminada la 'Operación Baco' en la que fueron detenidas tres personas e imputadas otras siete más como presuntos autores de los delitos de estafa y falsificación documental por venta de billetes falsos durante la Operación Paso del Estrecho (OPE) 2008.

Según informó el Instituto Armado en un comunicado, el inicio de la operación se remonta a finales de la temporada estival 2008 cuando por responsables de las navieras afectadas denunciaron los hechos ante la Guardia Civil del puerto de Algeciras.

Por ello, se montó un dispositivo encaminado a clarificar los hechos, averiguando que efectivamente se habían falsificado 758 billetes de ferry y duplicados unos 500 billetes más para el trayecto comprendido entre el puerto algecireño y el puerto de Tánger (Marruecos) en fechas comprendidas en la OPE 2008.

Para llevar a cabo la estafa, los supuestos falsificadores habían conseguido quitar la protección de uno de los routers de conexión inalámbrica, ubicado de una de las agencias de viaje del puerto de Algeciras, utilizando su conexión a internet para la realización de los billetes con nombres de usuario y contraseñas anónimos.

Así, durante los momentos de mas afluencia de pasajeros, que suele coincidir todos los años con la OPE principalmente, aprovechando que las navieras utilizan el conocido como billete único/abierto, imprimían los billetes falsificados, vendiéndolos a un precio inferior al establecido, además de obtener con papel original de las propias navieras billetes de apariencia original pero con datos ficticios.

Estos billetes eran vendidos a los usuarios de las navieras, entre los que realmente facturaban como de curso legal, por lo que podían conseguir la venta masiva de los mismos sin que en un principio fueran detectados por las compañías afectadas, ya que dosificaban el número de pasajeros entre los barcos disponibles, dependiendo del número de pasajeros en espera y del aforo de los barcos.

Finalmente, la Guardia Civil identificó a varios empleados de las citadas agencias, relacionándolos presuntamente con los delitos de estafa y falsedad documental, siendo tres personas las detenidas hasta la fecha y siete los imputados en el fraude descubierto a las navieras, que asciende a más de 210.000 euros.