3 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

La Comisión de Agricultura y Pesca del Congreso inicia mañana una visita a las almadrabas de la provincia

CÁDIZ, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados inicia mañana una visita a las localidades gaditanas de Zahara de los Atunes y Barbate para conocer con más detalle arte de las almadrabas, cuyos últimos exponentes en España se encuentran en la provincia de Cádiz, con las almadrabas también de Conil de la Frontera y Tarifa.

Según explicó a Europa Press Aurelio Sánchez, diputado nacional del PP y portavoz adjunto de Pesca de la citada comisión, esta visita responde a una invitación que, a instancias suya, realizó la Organización de Productores Pesqueros de Almadraba, tal y como hizo en su día el Grupo Balfegó, que concentra la pesca industrial de atún rojo en L'Ametlla de Mar (Tarragona).

La presidenta de la Comisión, María Antonia Trujillo, aceptó la invitación y encabezará la visita, que comenzará en la tarde-noche de mañana en el municipio de Zahara de los Atunes, que justo está celebrando su II Ruta del Atún para promocionar la cocina de la zona a través del animal que da nombre a la población.

Según está previsto, a primera hora del viernes la comitiva subirá a bordo del buque almadrabero 'Francisco Varo' para realizar la 'Ruta de la Almadraba', que permite el conocimiento 'in situ' de esta pesquería artesanal a través de visitas a las almadrabas de Barbate y Zahara.

Luego podrán conocer las instalaciones, el arte del ronqueo (despiece del atún), su gastronomía, la industria, la cultura o la riqueza socio-cultural que se genera en la zona en torno a esta modalidad "ancestral" y "ecológica" de pesca, que genera un número "importante" de puestos de trabajo.

El diputado popular consideró que también será una "magnífica oportunidad" para que la Comisión conozca los problemas y preocupaciones del sector almadrabero, ya que, según recordó, "el tema del atún está aún muy candente" y la situación es "preocupante" para las almadrabas en el sentido de que "están prácticamente terminando su cuota".

Por ello, aunque se definió como un "defensor de todo el atún español y de todas las modalidades de pesca", se mostró partidario de que, debido a sus particularidades, las almadrabas cuenten con unas "ayudas" o con unas cuotas que permitan la pervivencia de un arte de pesca que lleva "3.000 años en funcionamiento".