26 de septiembre de 2020
14 de enero de 2009

CORR.-Valderas culpa al Gobierno de la Junta de que Andalucía haya "retrocedido 12 años en los 12 meses de 2008"

((Esta noticia sustituya a la anterior, con el mismo titular, debido a un error en el primer párrafo, puesto que la manifestación será el próximo 1 de febrero y no de marzo))

Valderas culpa al Gobierno de la Junta de que Andalucía haya "retrocedido 12 años en los 12 meses de 2008"

CÁDIZ, 14 (EUROPA PRESS)

El secretario general de IULV-CA, Diego Valderas, hizo hoy un llamamiento a la sociedad y a los sindicatos de clase para que acudan "de forma masiva" a la movilización convocada en Sevilla para el próximo día 1 de febrero, donde propondrán alternativas a la gestión de la crisis por parte del Gobierno central y de la Junta de Andalucía, al que culpa de que "en los 12 meses de 2008 Andalucía haya retrocedido 12 años", situándola en "los mismos niveles de paro y de pobreza de 1996".

En rueda de prensa celebrada en la Diputación Provincial de Cádiz, en el marco de una jornada de encierro de alcaldes y cargos públicos de IU en la provincia en protesta por la crisis, Valderas calificó la situación actual de "tremendamente grave" y añadió que la previsión es que el 2009 "sea mucho más duro que 2008".

Por ello, IU "no se va a distraer de lo esencial" que, según dijo, es "la situación de crisis, la sangría de empleo alarmante y las medidas reales que vamos a poner en marcha, que son alternativas a las puestas sobre la mesa".

A su juicio, esta situación es fruto del "fracaso del modelo económico encabezado por Chaves en Andalucía en los últimos 20 años y de los modelos de los Gobiernos de Aznar y Zapatero en los últimos 12". En este sentido, Valderas aseveró que de la coyuntura actual "no se sale planteando una refundación del capitalismo", sino con "un nuevo modelo de desarrollo económico sostenible, solidario y con rostro humano".

Valderas subrayó que "Chaves está noqueado, el PSOE está grogui y el Gobierno sin saber qué hacer", por lo que destacó la "necesidad de reeducar al PSOE desde una posición progresista y de izquierda" porque, a su modo de ver, el PSOE y sus representantes "han perdido su sello".

En este sentido, criticó que el Gobierno andaluz "se asuste" cuando IU declara que "estamos abocados a una huelga general si no se para la sangría del desempleo" ya que en Andalucía hay "casi un millón de personas en huelga general permanente", apostilló. Asimismo, calificó de "error" que el presidente de la Junta "haya vetado un debate en materia económica de crisis y de paro, con propuestas alternativas de solución".

REBELIÓN ANTE EL INSULTO DEL PARO

"La indecencia política y el insulto más fuerte que puede recibir una sociedad es el paro y el desempleo", por lo que hizo un llamamiento a "la rebelión y a la movilización", invitando a la sociedad a participar en la manifestación del día 1, donde plantearán al conjunto de Andalucía "las alternativas que no quieren ser escuchadas en el Parlamento".

El dirigente de IU resumió sus propuestas, incidiendo en la necesidad de cumplir el Estatuto de Autonomía de Andalucía y a la puesta en valor de la Ley de Renta Básica. En este sentido, se comprometió a presentar "antes de que finalice abril" un proyecto de Ley de Renta Básica que signifique que "ningún andaluz se quede sin una cobertura mínima en una situación de desempleo o de indigencia".

Del mismo modo, cuestionó las medidas puestas en marcha por el Gobierno ante la crisis, criticando que "se dé dinero a los banqueros sin que ese dinero pase a manos de los más necesitados". Por ello, reclamó otro plan de inversiones públicas en el que "se tenga más confianza en el papel que juegan los ayuntamientos".

Subrayó la necesidad de disponer de los recursos suficientes para ampliar las prestaciones sociales y de "limitar la aceptación de los Expedientes de Regulación de Empleo", al igual que abogó porque la financiación autonómica y la municipal "se resuelvan en paralelo".

Finalmente, expuso que la jornada laboral de 35 horas "cobra magnitud e importancia" en momentos en los que se habla de que "el trabajo es escaso" porque, de este modo, "trabajamos menos para que trabajemos más y haya menos gente en el desempleo".