17 de junio de 2019
20 de junio de 2014

Desarticulado un grupo especializado en el hurto sistemático y por encargo de artículos en áreas comerciales

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes integrantes del Grupo II de delitos contra el patrimonio de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz) han identificado e imputado a los presuntos miembros de un grupo organizado especializado en el hurto sistemático y por encargo de distintos artículos, desde prendas de ropa a electrónica o perfumería, en establecimientos de centros comerciales en las provincias del sur de Andalucía.

En una nota de prensa, la Policía Nacional indica que la trama ha sido descubierta a raíz de la detención de dos de sus integrantes en un centro comercial de Jerez de la Frontera, que se ha producido cuando pretendían abandonar la zona con prendas que acababan de robar en distintos establecimientos valoradas en 1.881,80 euros.

Los agentes, especialistas en tipo de delitos y que usualmente prestan sus servicios en las zonas comerciales de la ciudad de Jerez, detectaron con la ayuda de los miembros de la seguridad privada de las instalaciones a dos personas, un hombre y una mujer, que les suscitaron "sospechas" por sus actividades en una tienda.

Así, interceptaron a ambos con la ayuda de los vigilantes, comprobando como ambos portaban gran cantidad de ropa que instantes antes habían conseguido sacar del comercio sin abonarla. Los policías observaron que le habían quitado "de forma muy hábil" a las prendas los elementos anti hurto.

SEGUIMIENTO PREVIO

El seguimiento previo a su interceptación que los funcionarios realizaron sobre los detenidos reveló que ambos habían llegado a la zona en un vehículo todoterreno de alta gama, acompañados por otras dos mujeres y un varón. El turismo había sido estacionado en uno de los aparcamientos de la zona.

Los agentes recuperaron las llaves del coche, que habían sido arrojadas por la mujer interceptada a un seto del paseo comercial al verse descubierta, y emprendieron la búsqueda del mismo por los aparcamientos, encontrando el turismo situado en uno de los estacionamientos cercanos.

En su interior se encontraron prendas por un valor de 1.197,40 euros que habían sido robadas en la misma tarde en otra zona comercial cercana. Los agentes procedieron a la detención, como presuntos autores de un delito de hurto, de los jóvenes, hombre y mujer de 20 y 24 años respectivamente. El vehículo todoterreno fue intervenido como objeto del delito y trasladado hasta el Depósito Municipal.

LOS CABECILLAS DE LA TRAMA

La investigación posterior desveló que ambos detenidos no eran sino "parte de una trama mayor, encabezada por dos mujeres y un varón", los cuales resultaron ser las otras dos mujeres y el conductor que les acompañaban cuando fueron detenidos en Jerez y que en ese momento "no pudieron ser apresados".

Todos ellos han sido imputados como cabecillas de un grupo dedicado al hurto sistemático de efectos en los establecimientos de las provincias del sur de Andalucía, tanto en grandes superficies como en pequeños negocios ubicados en áreas comerciales.

Para ello, reclutaban a personas jóvenes del entorno de las localidades gaditanas de La Línea de la Concepción y Algeciras "a los que instruían en las distintas funciones y pasos que llevaban a cabo en el proceso para apoderarse de los artículos, llegando a pagarles un sueldo fijo pactado previamente por cada jornada de trabajo".

MODUS OPERANDI

Las imputadas entraban previamente en los comercios que habían elegido en función de los objetos a robar que tenían encargados "y, de forma muy hábil, y utilizando herramientas especializadas, quitaban de las prendas o del resto de artículos las alarmas anti hurto que llevan incorporados".

Acto seguido accedían a los comercios los jóvenes captados por la organización, que se apoderaban de los objetos en bolsas preparadas y abandonaban el lugar para dirigirse a los vehículos que tenían estacionados en los aparcamientos, donde descargaban los objetos robados.

Estos vehículos eran utilizados como almacén para depositar los artículos, e inmediatamente estas personas volvían al interior de los comercios "para repetir la operación tantas veces como fuera posible".

Los turismos normalmente quedaban vigilados en los estacionamientos por varones "que estaban preparados para, ante cualquier incidente o actuación policial que sufrieran sus cómplices, arrancar el vehículo y dirigirse rápidamente hacia La Línea de la Concepción con el material del que hubieran podido apoderarse hasta el momento".

Los integrantes del grupo han pasado a disposición de la autoridad judicial en Jerez de la Frontera, continuando en estos momentos abierta la investigación por parte de los agentes con la intención de descubrir a otros miembros de la organización.

Las pesquisas han sido realizadas por los agentes del Grupo II de delitos contra el patrimonio de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Jerez de la Frontera, que han contado con la colaboración de los servicios de seguridad privada de varios centros y áreas comerciales ubicadas en la ciudad.