1 de marzo de 2021
12 de enero de 2014

Desciende un 40% los delitos por conducción bajo los efectos del alcohol en la Navidad de 2013 en Jerez

JEREZ (CÁDIZ), 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz), en un informe sobre alcoholemia en el periodo comprendido entre el 1 y el 31 de diciembre de los años 2012 y 2013, ha detectado el descenso de un 40 por ciento en la comisión del delito de conducción bajo los efectos del alcohol. De esta manera, los 26 delitos cometidos en el citado periodo en 2012 se han reducido a 16 en el mismo periodo de 2013.

En un comunicado, el segundo teniente de alcalde y delegado de Personal y Seguridad del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, Javier Durá, ha explicado que "la labor preventiva de la Policía Local, una mayor concienciación ciudadana debido a distintas campañas de sensibilización y el incremento de los controles en distintos puntos de la ciudad han sido claves para este descenso tan importante en el número de delitos por alcoholemia".

Así, ha señalado que "en el 'botellódromo' la Policía Local está realizando controles de alcoholemia voluntarios a los jóvenes que quieran pasar la prueba, una medida preventiva que invita a los que superen la tasa permitida a no coger el vehículo". De la misma manera ha añadido que "es también una manera de concienciar sobre la incompatibilidad del alcohol y la conducción".

Igualmente, ha indicado que de los 26 delitos de 2012, seis fueron detectados por observarse una conducción deficiente; nueve tras estar implicados en accidentes de tráfico y once por superar las tasas de alcoholemia en los distintos controles establecidos. En este sentido, ha apuntado que de los 16 delitos registrados por la Policía Local en 2013, nueve fueron detectados por observarse una conducción deficiente; seis tras estar implicados en accidentes de tráfico y uno por superar las tasas de alcoholemia en los distintos controles establecidos.

El informe estadístico de la Policía Local recoge un notable incremento de los resultados negativos en las pruebas de detección alcohólica de tal manera que en 2012 de 614 conductores controlados, hubo 591 que ofrecieron resultado "negativo" por 23 que dieron "positivo", mientras que en 2013 se ha aumentado a 800 los conductores sometidos a control siendo 772 los que dieron "negativo" por idéntico número de 23 que ofrecieron "positivo".