23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 28 de octubre de 2014

    Intervenidas 144 aves fringílidas protegidas capturadas ilegalmente y 10 redes y reclamos electrónicos

    CHIPIONA (CÁDIZ), 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil de Cádiz ha llevado a cabo en Chipiona (Cádiz) una actuación contra la captura ilegal de aves fringílidas que se ha saldado con la denuncia de tres vecinos de la localidad por dichas capturas, interviniéndose de 144 aves protegidas, diez redes y varios reclamos electrónicos para la captura de estas especies.

    En una nota de prensa, la Benemérita indica que la actuación se desarrolló en la madrugada del día 24 cuando los guardias civiles del área de prevención de la delincuencia del Puesto Principal de Chipiona realizaron diversas batidas por las zonas "especialmente sensibles" para el paso de dichas aves.

    El fin de estas batidas era la erradicación de las capturas indiscriminadas e ilegales de aves fríngilidas, especialmente zorzales. En la actuación, los agentes identificaron a tres vecinos de Chipiona como responsables del montaje de redes y captura de aves, incautando 144 aves protegidas, diez redes y varios reclamos electrónicos para la captura de dichas especies

    Así, se formularon las correspondientes denuncias por infracción a la Ley 8/2003 de 28 de octubre de la flora y fauna silvestre de Andalucía en su artículo 74.1.

    Cada año, en otoño, cientos de miles de aves protegidas son capturadas por métodos de caza ilegal. La caza de estas aves está incluso tipificada en el Código Penal con multas o penas que pueden alcanzar hasta dos años de cárcel.

    Según la Ley de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, las aves fringílidas y la mayor parte de aves insectívoras no están consideradas por la normativa como especies cinegéticas, por lo queda "terminantemente prohibida" su caza y su comercio.

    Sin embargo, "sigue existiendo un gran comercio de estas aves, tanto vivas como muertas para diversos fines, tales como su exportación y utilización como pájaros de jaula en el caso de las aves fringílidas e incluso su consumo como pajaritos fritos", según explica la Guardia Civil.

    Para leer más