18 de abril de 2019
20 de junio de 2014

La Junta alerta de la proliferación de fiestas dirigidas a alumnos de ESO con consumo de alcohol

CÁDIZ, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Delegación de la Junta de Andalucía en Cádiz ha denunciado, "o prohibido en algún caso", la celebración estos días de fiestas dirigidas a alumnos de ESO, normalmente con motivo del fin del curso, por incumplimiento de la normativa de espectáculos públicos.

En una nota de prensa, la Junta indica que la normativa andaluza prohíbe que menores de 16 años entren en discotecas, pubs o salas de fiestas, así como el consumo de alcohol por menores de edad.

Por ese motivo, la Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía ha intervenido estos días formularios destinados a los padres de los menores para que éstos "den su autorización expresa y escrita para asistir a estas fiestas, y queden además informados ante la eventualidad de que el menor consuma bebidas alcohólicas".

De esta forma, "se intenta dar una apariencia de legalidad a unos hechos que no la tienen". En este sentido, la Delegación de la Junta de Andalucía en Cádiz recuerda que la normativa de espectáculos públicos es imperativa y no puede eludirse con una autorización paterna que, en algún caso, pudiera haberse firmado con desconocimiento de la ilegalidad de dicha actividad.

Asimismo, desde la Delegación de la Junta se resalta que algunas de estas fiestas "estaban previstas en locales privados o clandestinos", y recuerda que esa es una práctica ilegal, "toda vez que cualquier actividad de libre concurrencia, con cobro de entrada o venta de bebidas, sólo puede realizarse en establecimientos debidamente autorizados y/o controlados por los ayuntamientos tales como discotecas, salas de fiestas, salones de celebraciones, etc.".

Por todo ello, la Junta señala que es "importante" que los padres conozcan en primer lugar si el establecimiento en el que se va a celebrar la fiesta está autorizado, así como que sean conscientes de que la normativa andaluza prohíbe la asistencia de menores de 16 años a discotecas o pubs y el consumo de alcohol por menores de edad, "sin que el organizador pueda eludir su responsabilidad mediante ningún tipo de documento de consentimiento paterno".