18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 5 de julio de 2010

    Micaela Navarro advierte que la violencia de género está imbuida en una "duda permanente" y pide "no bajar la guardia"

    CÁDIZ, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, ha hecho este lunes una llamada de atención sobre el momento de "duda permanente" sobre el que parecen estar imbuidas las denuncias por violencia de género, al tiempo que ha instado a "no bajar la guardia" y "mirar con lupa" cada caso.

    En declaraciones a los periodistas antes de inaugurar en Cádiz el curso 'Mujeres y espacios de poder', Navarro hizo alusión al caso de Pinos Puente (Granada), donde una mujer murió a manos de su ex pareja justo dos días después de que el presunto agresor fuese absuelto por maltrato.

    La consejera ha dicho que aún no ha visto la sentencia, aunque está "deseando conocer los argumentos" de por qué ha sido absolutoria, al considerar que puede "ilustrar mucho de hasta qué punto estamos en entes momento imbuidos en una duda permanente sobre las denuncias de violencia de género", añadiendo que "no podemos bajar la guardia porque estamos viendo cuál es el resultado".

    En este punto, ha aclarado que no se quiere "callar la boca a nadie" cuando se "alza la voz" en contra de aquellos que hablan de denuncias falsas, lo que se pretende es "que sigamos siendo rigurosos a la hora de encausar, a la hora de ver y mirar con lupa un caso de violencia de género".

    Asimismo, ha reflexionado que "si nos basamos exclusivamente en la petición que en muchos casos hacen las víctimas, los jueces terminarían absolviendo a todo el mundo", porque hay que tener en cuenta que las víctimas normalmente "hablan desde el miedo y desde la presión" y, por tanto, "tienen que ser los jueces".

    En el caso concreto de Pinos Puente, ha recordado que el 2 de junio había un auto del juez de instrucción que determinada "de forma inmediata" que se establecieran medidas de protección para la víctima, considerando que había "riesgo para la vida de esa mujer". Sin embargo, pocos días después hay una sentencia absolutoria y dos días después "se comete el asesinato". Por ello, ha insistido en que "no podemos bajar la guardia" en este aspecto.

    Para leer más