17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 1 de agosto de 2019

    Pediatras del Quirónsalud de Campo de Gibraltar recomiendan aumentar la vigilancia sobre los niños en verano

    Pediatras del Quirónsalud de Campo de Gibraltar recomiendan aumentar la vigilancia sobre los niños en verano
    Pediatra del Hospital Quirónsalud de Campo de Gibraltar, José Luis Díaz.QUIRÓNSALUD DE CAMPO DE GIBRALTAR

    LOS BARRIOS (CÁDIZ), 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Los pediatras del Hospital Quirónsalud de Campo de Gibraltar han recomendado aumentar la vigilancia sobre los niños en la época estival, por lo que los especialistas han invitado a "programar el día con los niños para que jueguen, hagan deporte, lean e incluso se aburran para así desarrollar su creatividad".

    En un comunicado, el pediatra José Luis Díaz Rodríguez ha señalado "el baño en piscina o en el mar" como uno "de los peligros más grandes" en verano, por eso ha apuntado unos consejos " para evitar accidentes y divertirse de forma segura": "Vigilar a los pequeños, estar pendientes de sus juegos dentro del agua o no permitirles correr por el bordillo".

    "Las piscinas portátiles también son peligrosas", ha apuntado el doctor. Asimismo, el pediatra ha aconsejado que los niños "aprendan a nadar lo antes posible o, en su defecto, a flotar en el agua y que utilicen sistemas de flotación, pero a pesar de ello, no debemos perderles de vista".

    El pediatra ha apuntado que después de comer, deben esperar un tiempo prudencial antes de bañarse, sobre todo si han comido mucho o el agua está demasiado fría. "Tenemos que enseñarles a meterse en el agua lentamente e informarles que así el organismo se va acostumbrando poco a poco a la temperatura de esta. En caso de que sientan nauseas, zumbidos en el oído, escalofríos o mareos deben salir del agua inmediatamente", ha explicado Díaz.

    En cuanto al sol y el calor, José Luis Díaz ha explicado que "es fácil perder la noción de los peligros de exponerse demasiado al sol y el calor, especialmente cuando uno está distraído refrescándose en la piscina o en el mar, pero cuando el cuerpo está sometido a altas
    temperaturas, pueden fallar los mecanismos de regulación de la temperatura corporal".

    Según ha recordado el pediatra, las picaduras de insectos o medusas son otra de las grandes preocupaciones en verano. De tal manera, con respecto a las medusas ha especificado que el proceder pasa por "no frotar la zona afectada, limpiar la picadura con agua salada, nunca con agua dulce, aplicar frío sobre la misma, pero no colocar directamente el hielo en ella".

    En relación al resto de picaduras, Díaz ha subrayado que, "son las de mosquitos las que causan más molestias y las más abundantes en la época estival". En cambio, ha señalado que "no son las más peligrosas" ocupando este lugar avispas y abejas. "Los repelentes artificiales o insecticidas son muy eficaces para ahuyentarlos, pero debemos tener en cuenta que su efecto tiene una duración limitada", ha sentenciado el pediatra.

    Por último, el especialista ha hecho referencia al tiempo libre del que los niños disponen en verano y ha alegado que este no puede hacer que los más pequeños "estén expuestos durante más tiempo a dispositivos móviles y videoconsolas". Así, ha alentado a los padres a que animen a los niños a "realizar actividades cotidianas como desayunar, hacer la cama o dar un paseo, antes de jugar con estos dispositivos y establecer unos horarios consensuados con ellos para su uso".

    Para leer más