21 de abril de 2019
17 de mayo de 2014

Pescadores de Sanlúcar relanzan un proyecto para lograr "antes de 2015" una marca de calidad del langostino

SANLÚCAR DE BARRAMEDA (CÁDIZ), 17 May. (EUROPA PRESS) -

La Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) ha retomado el trabajo comenzado hace años por la ya disuelta Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir para lograr una marca de calidad en torno al langostino de Sanlúcar. Así, ha relanzado el proyecto conseguir "antes de 2015" una "marca colectiva".

Según ha explicado a Europa Press el técnico de la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda José Carlos Macías, las marcas colectivas en el mundo de la pesca "están asociadas a determinados puertos o especies de interés".

Macías indica que en Sanlúcar existe un producto "muy especial" como el langostino, "y aprovechando esa tendencia de creación de marcas colectivas y viendo que revaloriza la imagen y la marca, y lo positivamente que influye en el producto y el sector, la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda decidió dar el paso y retomar el trabajo ya comenzado por la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir en 2011".

Fruto de ese trabajo de una institución ya disuelta como la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, "se elaboraron documentos y estudios que justifican que la especia objeto de la marca, en este caso el langostino de Sanlúcar de Barrameda, es distinta o tiene el valor que se defiende".

La intención es que el langostino de Sanlúcar, "de acuerdo al valor y a la calidad que tiene", alcance un precio "adecuado" en el mercado. "Cuando alcanzas un sello de calidad lo que estás diciendo es que hay unas características organolépticas propias, que se ha cogido de una forma determinada y que el producto se ha cuidado de una forma muy definida", expone.

En este sentido, recalca la "excelente calidad" del langostino de Sanlúcar, "que se crea en una zona muy rica, y tiene un sabor muy bueno". El fin de lograr la marca es "que el langostino sanluqueño se venda a mayor precio y sea más rentable la pesca del mismo".

De ese incremento del precio se verían beneficiados "todos los eslabones que intervienen en el proceso que lleva desde la pesca hasta su venta al langostino de Sanlúcar". El desembolso que está realizando la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar por el momento se centra en el ámbito "administrativo y organizativo".

Macías estima que, una vez conseguida la marca, habrá que atender con "especial atención" a dos aspectos "fundamentales" para lograr "un verdadero salto de calidad". En este sentido se refiere al proceso, pues "se vigilará que se cumplan los procesos que se garantizan con la marca" y el empaquetamiento del producto, "ya que habrá que lograr un envase que aporte valor diferencial, y ahí hay una labor de marketing importante".

"La marca eleva el nivel de calidad y distinción del producto", destaca Macías, al que la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda le encargó a finales de 2013 relanzar el proyecto de consecución de una marca de calidad para el langostino sanluqueño.

Este técnico es el que se está afanando en completar el proceso para lograr la implantación de la marca colectiva del langostino de Sanlúcar, un objetivo para el que ya existe "un calendario con pasos bien definidos".

Macías afirma que la pretensión es que "antes de que comience 2015 la marca esté implantada", aunque matiza que es un objetivo que no depende directamente de la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda. "La documentación está muy avanzada y se está completando el trabajo existente", apunta.

En Sanlúcar de Barrameda son dos las flotas que pescan langostinos: la flota artesanal, que pesca con trasmallo y está formada por unos 25 barcos; y flota de arrastre, compuesta por unos 35 barcos. "Toda esa flota, por ejemplo, se vería totalmente beneficiada si la marca ayuda a subir los precios", reseña.

NO DESCARTAN LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN

Además, la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda intentará lograr una Denominación de Origen para el langostino de Sanlúcar, si bien advierte Macías que "en temas marinos es muy complicado conseguir ese reconocimiento de calidad diferenciada".

No obstante, ese sería "el segundo paso que habría que dar, porque en el tema del langostino hay alguna opción, según afirman fuentes de la Junta, de que se logre esa Denominación de Origen, aunque sea muy difícil".

El técnico de la Cofradía de Pescadores de Sanlúcar de Barrameda insiste en que apostar por la consecución de la Denominación de Origen "sería el siguiente paso tras la marca colectiva, pero hay que construir por la base".