5 de marzo de 2021
16 de octubre de 2014

Podemos incide en los "interrogantes" y sospechas de "negligencia" a raíz de la contaminación de agua en Loreto

CÁDIZ, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Podemos Cádiz ha criticado la actuación de Aguas de Cádiz y la Junta de Andalucía ante el caso de contaminación del agua potable que ha llevado a cortar el suministro en dos ocasiones en la barriada gaditana de Loreto, cuyos vecinos son "las principales víctimas" de ambos cortes, "afectando el segundo, bastante prolongado ya, a unas 13.000 personas, el 10 por ciento de la población gaditana".

A juicio de Podemos, el cotejo de los protocolos de actuación previstos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la gestión de este caso concreto suscitan "serios interrogantes e incluso una firme sospecha de negligencia", ha subrayado la formación política en una nota.

Y es que las guías para la calidad del agua potable de la OMS establecen las medidas a seguir durante una situación de emergencia --es decir, en la que se tienen pruebas de contaminación fecal del agua de consumo--, que van desde hervir el agua, la supercloración u otras medidas correctivas hasta la busca de otras fuentes de obtención de la misma.

"Basándonos en los protocolos establecidos por la OMS para las recomendaciones de hervir el agua o evitar su consumo, la actuación de la empresa Aguas de Cádiz y la administración pública tras el corte de agua a los vecinos y vecinas de Loreto suscita algunos interrogantes", indica Podemos, que manifiesta que los proveedores de agua, conjuntamente con las autoridades de salud pública, "deben elaborar protocolos para la promulgación de órdenes de hervir el agua y recomendaciones de evitar su consumo, lo que en este caso correspondería a Aguas de Cádiz y a la Junta de Andalucía".

Los protocolos "deben elaborarse antes de que se produzcan incidentes y deben incorporarse a los planes de gestión". Éstos deben especificar mecanismos de comunicación de las recomendaciones de hervir el agua o de evitar su consumo: "en contraste, en el caso que nos ocupa, la información inicial que se ha facilitado en los dos cortes ha sido deficiente y ha causado desconcierto en la población afectada", lamentan.

La notificación, "sobre todo en el segundo corte", se hace con una demora de más de 24 horas, "pese a que supuestamente se había estado analizando el agua diariamente tras el primer incidente", recuerda Podemos Cádiz, que también ha incidido en la necesidad de promulgar recomendaciones de hervir el agua cuando el incidente se ajuste a una tipología específica.

"Siempre debe examinarse la información disponible para determinar la fuente probable de la contaminación y la probabilidad de que ésta vuelva a producirse o persista. También aquí la gestión del problema ha dejado mucho que desear: tras el primer caso, y por precaución ante la posibilidad de un rebrote de la bacteria, se podría haber recomendado hervir el agua, indicándolo de forma clara y fácil de entender por las personas a las que se dirige la recomendación, ya que de lo contrario podrían hacer caso omiso", recalca.

Para leer más