12 de agosto de 2020
12 de julio de 2020

PSOE lamenta que siete municipios gaditanos no se adhieran al plan AIRE, cuyas bases reguladoras "son una catástrofe"

CÁDIZ, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PSOE de Cádiz y presidenta de la Diputación, Irene García, ha considerado "una catástrofe administrativa" las bases que regulan el nuevo plan de empleo AIRE de la Junta, "que no es más que una nueva denominación de los programas de empleo que puso en marcha el anterior gobierno socialista"

"Se trata de un plan recortado y con criterios de acceso que han provocado que siete ayuntamientos gaditanos, entre ellos, el de Jerez, Sanlúcar y el de la capital, no hayan solicitado su adhesión", ha afirmado García en un comunicado. "No se puede poner en marcha un plan de empleo a través de los consistorios sabiendo que los contratos realizados deben disponer de un salario igual al del convenio que rija en ese ayuntamiento y, sin embargo, poner límite subvencionable en cada categoría profesional". "Algunos municipios deberían aportar casi los mismos recursos económicos que tienen asignados del Plan AIRE: una auténtica aberración".

Asimismo, ha aseverado que desde el PSOE se ha insistido, "por activa y por pasiva", que se modificase ese mecanismo y que la subvención se pudiese utilizar al cien por cien para cubrir el gasto de cada puesto y que, posteriormente, se justificase cada uno de los ofertados "en base al convenio de cada ayuntamiento, tal y como hace la Diputación con sus planes de empleo".

La Junta "no sólo ha hecho oídos sordos" a la petición que le han trasladado los alcaldes, sino que "tampoco ha contemplado la posibilidad de ampliar el plazo de presentación de proyectos con el fin de solventar estos escollos y hacer atractivo el Plan AIRE", ha añadido.

La secretaria general de los socialistas gaditanos ha recordado que en la edición de los Planes de Empleo de 2018 la provincia recibió 46,8 millones de euros a distribuir entre varios programas, mientras que el Plan AIRE "ha dispuesto tan sólo 34,2 millones de euros".

Por último, Irene García ha concluido diciendo que es un "plan trampa" que no da respuestas a la ciudadanía y "que vuelve a ningunear" a los alcaldes que han estado sosteniendo con recursos propios, a pesar de las dificultades, la lucha contra el coronavirus y ahora encuentran cómo la Junta "les vuelve a dar la espalda en la peor situación".

Para leer más