23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 17 de marzo de 2010

    Sindicatos paralizan el ERTE en Jerez ante las "decisiones" de la alcaldesa para "callar la boca" a CGT

    Los representantes sindicales dicen que no se sienten "responsables" de la situación económica del Ayuntamiento a partir de ahora

    JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Los representantes sindicales de la CTP, CCOO y UGT con representación en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) apuntaron hoy a las "decisiones fraudulentas" adoptadas por la alcaldesa, Pilar Sánchez (PSOE), para "callar la boca" a la CGT como una de las razones por las que han roto las negociaciones del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

    En rueda de prensa, los representantes sindicales culparon al Gobierno local de "cargarse" el modelo de Ayuntamiento que pretenden imponer en el Plan de Viabilidad Municipal al pagar cantidades desde los 120 a los 340 euros en concepto de productividad a siete trabajadores municipales y añadieron que cinco de ellos "son delegados sindicales de la CGT".

    Para estas organizaciones sindicales, estas circunstancias "no son una causalidad" y responden al "interés" del Ayuntamiento en que esta formación sindical --que ha presentado un recurso contra el ERTE-- "no les de más la lata" en este y otros temas políticos. En este sentido, dejaron claro que serán partidarios de modificar las condiciones laborales de la plantilla municipal siempre que éstas pasen por la "negociación" de los sindicatos.

    De igual manera, aseguraron que de los tres "actores" implicados en la negociación, en relación a Ayuntamiento, Junta y sindicatos, siempre se les ha querido "cargar las responsabilidades" a ellos, y acusaron al Ayuntamiento de no haber realizado la negociación de "forma transparente" y no crear "confianza" en los trabajadores.

    Asimismo, reprocharon a la Junta que "no hayan asumido la responsabilidad de hablar" y aseguraron que la Administración andaluza ha conseguido su "objetivo" y se "ha ahorrado tener que pronunciarse".

    Además de la denuncia sobre el pago de las productividad a los delegados de la CGT, los sindicalistas manifestaron que el "detonante" de la ruptura de las negociaciones fue la petición por parte del Ayuntamiento para que firmaran un documento que remitirían a la Junta en el que se advertía que "el expediente estaba bien hecho".

    No obstante, pese a la ruptura de la mesa del ERTE, los sindicatos confirmaron que "mantendrán" la mesa de negociación del Plan de Viabilidad Municipal, y dejaron claro que no se sienten "responsables" de la situación económica del Ayuntamiento a partir de ahora.