19 de abril de 2019
24 de septiembre de 2014

De Torre defiende "responsabilidad" del Gobierno en la gestión de la sardina y acusa a la Junta de "confundir"

CÁDIZ, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha defendido la "responsabilidad" con la que ha actuado el Ejecutivo en defensa del sector pesquero y para intentar recuperar una especie como la sardina que se encuentra en una situación "dramática". Por ello, reprocha a la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, que "intente confundir a la población".

En declaraciones a Europa Press, el subdelegado censura que la Junta trate de transmitir a la ciudadanía el mensaje de que "el Gobierno estuviese haciendo algo para perjudicar conscientemente al sector pesquero", cuando realmente "está haciendo lo que tiene que hacer", atendiendo a las indicaciones de la "máxima autoridad mundial" en lo que a evaluación de recursos marinos se refiere, el Consejo Internacional para la Explotación del Mar (CEIM), del que además forma parte el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Recuerda que los informes científicos del CIEM alertan de la "preocupante" situación del stock de la sardina ibérica y exigía "medidas urgentes" para evitar su "colapso". Subraya que la Comisión Europea tiene en cuenta esos informes a la hora de establecer el total admisible de capturas (TAC) de muchas especies.

Así, Europa "recomendó" en 2006 que se tomaran medidas al respecto, y en 2012 "exigió" que se hiciera de manera "urgente". Por ello, España y Portugal plantearon un plan de gestión a largo plazo de la sardina para evitar que Europa "impusiese un stock mucho más perjudicial para España", que podría pasar desde la prohibición de la captura a establecer una cantidad "ridícula" de 4.800 toneladas para todo el territorio nacional.

Insiste De Torre en que España y Portugal han actuado "de manera responsable" haciendo un plan de gestión "para mejorar la explotación de la sardina y conseguir la recuperación de la especie".

Resalta que de todos estos pasos se ha mantenido informado al sector pesquero y también a la Junta de Andalucía, aludiendo en este punto a la reunión mantenida el pasado 21 de mayo entre el secretario general de Pesca del Ministerio y la directora general del ramo de la Junta de Andalucía. Abunda que "se le informó de los informes científicos y de las consecuencias que podría acarrear el no tomar medidas".

Explica De Torre que finalmente el 30 de julio se publicó una orden que establecía el plan de gestión de la sardina, con una serie de reglas y varemos que establecían el punto en el que era conveniente cerrar el caladero. Una vez alcanzado, España y Portugal han decidido "de mutuo acuerdo cerrar el caladero, porque si no lo hacemos e incumplimos las reglas de explotación que nosotros mismos nos hemos dado, intervendría la Comisión Europea" e impondría unas condiciones más restrictivas.

Por todo ello, se pregunta "cómo la consejera puede pedir que se reabra" y le insta a "informarse bien desde el punto de vista científico" para reconocer que las medidas que toma el Gobierno de España en este sentido "son adecuadas".

En cuanto al plan de autogestión planteado por el sector, que fue analizado por el Ministerio y por expertos del IEO, apunta el subdelegado que era un plan "infundido por la Junta" y que "no servía" porque "no se ajustaba" a los criterios que establecía el CIEM y se estimó que "no era suficiente para preservar el stock y la recuperación de la especie".

Asimismo, respecto al "plan global" del sector pesquero andaluz que propone la consejera, De Torre señala que "no es que haga falta, es que ya está fijado" en la medida en que están reguladas todas las pesquerías, por lo que entiende que Víboras "utiliza esa palabra en el sentido vacío del término" y le conmina a usarla "cuando sea preciso, y no con cualquier motivo".

Considera que Víboras "no está muy capacitada para gestionar recursos pesqueros cuando no se lee los informes científicos, que son la base del trabajo de cualquier administración responsable" en este campo. Y es que, según dice, "dar licencias para que los barcos salgan a pescar lo hace cualquiera, lo que hay que hacer es dar licencias para explotar los recursos de manera sostenible en el tiempo y que los pescadores puedan ganarse la vida".

Finalmente, De Torre ha comentado que la situación de la sardina se debe en cierta medida a que el caladero del Golfo de Cádiz ha estado sometido en los tres últimos años a "cierta sobreexplotación" y considera que la entrada en vigor del nuevo acuerdo pesquero con Marruecos puede ayudar a "descongestionar" el caladero y a recuperar especies, "una vez se normalice la situación que estamos viviendo en estos días", apunta en alusión a las trabas que están poniendo marineros marroquíes a los españoles para faenar.

Para leer más