19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 13 de junio de 2010

    Experto cree que puede haber "deslocalización fiscal" con las medidas de la Junta y pide más ajuste del gasto

    SEVILLA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Granada Santiago Carbó consideró que puede registrarse una "deslocalización fiscal" con las medidas anunciadas esta semana por la Junta de Andalucía y reconoció que echó en falta entre dichas medidas "mayor ajuste presupuestario y mayor esfuerzo en el lado del gasto público".

    En declaraciones a Europa Press, Carbó consideró positivo el hecho de que la Junta "se tome la situación en serio y arrime el hombro proponiendo medidas para intentar de algún modo atajar el déficit público" y valoró la disposición del Gobierno andaluz para "atajar un problema político muy áspero, pues a nadie le gusta recortar".

    No obstante, este experto reconoció, como aspectos negativos, que ha echado en falta el hecho de que "antes de subir los impuestos se hubiera hecho un mayor ajuste presupuestario en el lado del gasto público", de forma que "hace falta una nueva reducción importante de consejerías, hay que reducir más la estructura y la carga administrativa", una reducción para lo que, a su juicio, "hay margen de maniobra".

    "Sería bueno ver más esfuerzo por esa parte, así se haría más eficiente el sector público y se generaría confianza en el conjunto de la economía bajando los gastos, pues además subir impuestos tiene cosas buenas y malas", agregó Carbó.

    En ese sentido este experto apuntó la posible aparición de "distorsiones" fiscales, toda vez que, según precisó, echa en falta "un marco fiscal más homogéneo a escala nacional en materia de cambios fiscales o de tasas", tras lo que rechazó el hecho de que "cada comunidad autónoma regule la subida de impuestos sin mucho orden, pues en Andalucía el límite de rentas altas ese sitúa en 80.000 euros, en Extremadura es 60.000 y en Cataluña es otra cantidad".

    A su juicio, "esas distorsiones a la larga son perjudiciales", ya que "si grava a una empresa más en un sitio que en otro", algo ante lo que podría "ocurrir una deslocalización fiscal y que las grandes fortunas se marchen a otras zonas".

    Asimismo, lamentó que "buenas partes de las medidas sobre IRPF se carguen sobre las clases medias-altas, de modo que se genera una carga adicional sobre un único grupo de población y no es una subida generalizada".

    Sobre el impuesto de depósitos de entidades de crédito, advirtió de que dicha tasa las entidades "las trasladen a los usuarios" y agregó que también puede provocar un traslado de cuentas a otras comunidades autónomas.

    Asimismo, consideró que con dicha tasa "se generan distorsiones en materia de ahorros y se apoyan a otros productos que no son los depósitos" y apuntó que "antes de anunciarlo en Andalucía podría haber sido oportuno esperar a la resolución del recurso contra el impuesto de depósitos extremeño", presentado por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional.

    "Son demasiadas medidas y demasiados cambios sobre los ingresos, frente a lo que no se ha aprovechado para cambiar y ajustar más el gasto público; esta reforma se podía haber hecho de otro modo", sentenció Carbó.