16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 18 de abril de 2010

    Faconauto dice que el presupuesto andaluz del Plan 2000E está "prácticamente agotado" e insta a la renovación

    SEVILLA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) aseguró hoy que ya se encuentra "prácticamente agotado" el presupuesto previsto por la Junta de Andalucía para el Plan 2000E, unas ayudas para la adquisición de vehículos financiadas de modo conjunto con el Gobierno central y los fabricantes, por lo que instó a la renovación de estos incentivos a la compra para que el mercado "no vuelva a sufrir".

    En declaraciones a Europa Press, el presidente de Faconuato, Antonio Romero-Haupold, explicó que Andalucía ya ha agotado más del 70 por ciento del presupuesto autonómico destinado al Plan 2000E, por lo que los concesionarios andaluces "sólo tendrán derecho a recuperar el dinero adelantado de un número limitado de operaciones".

    Así, una vez comprometido el 70 por ciento de estos fondos, se realiza un prorrateo con el 30 por ciento del presupuesto restante, repartiendo proporcionalmente el resto del presupuesto en función de las operaciones del Plan realizadas con anterioridad en los concesionarios.

    Romero-Haupold insistió así en la necesidad de renovar el Plan por parte de todas las entidades e instituciones implicadas, teniendo en cuenta que existen más de "8.000 puestos de trabajo en juego, de los que más de un millar podrían ser trabajadores despedidos en Andalucía".

    El empresario achacó esta situación tanto a la finalización de las ayudas como a la subida prevista del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que "podrían llevar a una gran cantidad de despidos ante un posible nuevo cambio del mercado y que sumarían a los 30.000 empleos ya perdidos en el sector actualmente en España".

    Por otra parte, insistió en que los Gobiernos central y autonómico realicen "todas las gestiones oportunas" para cobrar los 140 millones de euros en ayudas que "aún adeudan a los concesionarios", a los que no les pagan desde principios de año.