16 de julio de 2019
13 de junio de 2010

IU pide que la fiscalidad verde también grave caza, grandes superficies, suelo sin edificar y viviendas vacías

Valderas critica que Griñán opta por impuestos ecológicos "que no gravan al que contamina, sino a los que sufren la contaminación"

SEVILLA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida considera "insuficientes" las medidas de fiscalidad ambiental planteadas por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en el Debate sobre el Estado de la Comunidad y apuesta por incorporar nuevas figuras dentro del cuerpo de tributos propios de la comunidad para gravar entre otras cuestiones, a las grandes superficies comerciales, los suelos sin edificar, las viviendas vacías y las actividades cinegéticas.

Los impuestos 'verdes' anunciados por Griñán son el céntimo sanitario sobre el impuesto de hidrocarburos; una tasa de 10 céntimos sobre las bolsas de plástico de un solo uso, para incentivar el uso de otros productos más compatibles con el reciclaje; un incremento del tipo aplicable en el impuesto de residuos radiactivos, que pasará de 7.000 a 10.000 euros por metro cúbico de residuo de baja y media actividad; y un impuesto especial sobre medios de transporte "altamente contaminantes", con un aumento del tipo del 14,75 al 16 por ciento para quads y motos náuticas; y del 12 al 13,2 por ciento para embarcaciones y buques de recreo.

Según dijo a Europa Press el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, estas figuras impositivas no se centran tanto en "gravar al que contamina, sino a los que sufren la contaminación", ya que la mayor parte de los ingresos previstos con la nueva fiscalidad ecológica se obtendrán del céntimo sanitario y de la tasa sobre bolsas de plásticos, que van dirigidos a "quienes no causan la contaminación".

De acuerdo con las estimaciones de la Junta, estas dos tasas prevén una recaudación anual de 102,5 millones, mientras que el impuesto sobre residuos radiactivos sólo alcanzará los dos millones y el impuesto sobre medios de transporte "altamente contaminantes" apenas supera el medio millón de euros al año.

Frente a ello, IULV-CA plantea introducir una docena de nuevos hechos imponibles empezando por un impuesto sobre grandes establecimientos comerciales para "gravar el impacto ambiental, territorial y socioeconómico causado por el uso de las instalaciones y elementos afectos a la actividad y al tráfico que se desarrolla en torno a este tipo de establecimientos, así como las distorsiones que ocasiona en el sector por la posición dominante que les confiere su implantación como grandes establecimientos".

IMPUESTO SOBRE EDIFICIOS EN RUINA NO REHABILITADOS

Otros impuestos que solicita IULV-CA se aplicarían sobre las viviendas vacías; los suelos sin edificar para "gravar la titularidad de aquellos terrenos que teniendo como destino natural la edificación no estén edificados en los plazos previstos por la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA)"; y las edificaciones ruinosas que, habiendo sido declaradas como tales, "no hayan sido objeto de sustitución o de rehabilitación en los plazos establecidos".

La federación de izquierdas también sugiere gravar con este impuesto ecológico las instalaciones de transporte por cable; las actividades de producción, almacenaje, transporte o transformación de energía eléctrica; los usos de agua embalsada por actividades industriales que alteren los valores naturales de los ríos; y los aprovechamientos cinegéticos.

Por último, IU reclama que se aplique un canon sobre el vertido controlado de residuos sólidos, la incineración de residuos sólidos urbanos (RSU) y el vertido controlado de residuos procedentes de la construcción y demolición.