23 de abril de 2019
9 de octubre de 2010

El monte de piedad de Cajasol prevé crear una cuenta de crédito donde las joyas serán la garantía

SEVILLA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El monte de piedad de Cajasol prevé crear una cuenta de crédito donde lo que se ofrezca como garantía sean alhajas y joyas, un producto "novedoso" y que, según aseguraron a Europa Press fuentes de la entidad financiera andaluza, "no existe en ningún monte de piedad en ninguna caja española".

Las fuentes explicaron que esta propuesta fue planteada la semana pasada en la XX Asamblea Nacional de Montes de Piedad, celebrada en Sevilla, y Cajasol sería la primera entidad en ponerla en marcha, para después extenderla a otras entidades.

"Se ha planteado la posibilidad de crear este nuevo producto, como es la cuenta de crédito con garantía de alhajas, una fórmula mixta entre una cuenta de crédito tradicional y un préstamo pignoraticio", añadieron las fuentes de la caja, que explicaron que una persona puede llegar con una alhaja que no utilice y que esté inutilizada, y tras serle tasada, la deja guardada en el monte de piedad, lo cual le permitiría disponer de un dinero teniendo la joya como garantía "y si quiere lo utiliza y si no, no lo utiliza".

Las fuentes destacaron que esta fórmula "es más flexible que un préstamo al uso, pues en función de lo dispuesto podría llevarse cosas y si necesita utilizar la joya para varios días, se pondría a su disposición parte de esos bienes que son objeto de garantía en esos días, en los que el límite de crédito de la cuenta bajaría, y posteriormente se volvería a reponer el bien en el monte de piedad y subiría el límite de crédito".

Apuntaron que esta fórmula actualmente no existe en el mercado español "y daría mucha flexibilidad, con la seguridad de tener una cuenta de crédito con garantía de joyas". "El cliente tendrá un crédito cuya garantía en vez de ser una garantía personal será un bien depositado en el monte de piedad, una joya, que a su vez estará a su disposición", agregaron las fuentes, que aseguraron que esta fórmula además "será mas económica que un préstamo convencional".

Indicaron que este producto lo llevará directamente el monte de piedad de la caja y en él, en función de la cantidad depositada no se establece un tope máximo, sino un tope mínimo que por cuestiones de rentabilidad estaría entre 2.000 y 3.000 euros.

Precisaron que Cajasol pretende poner en marcha de forma inmediata este proyecto, aunque indicaron que "el estudio está en marcha y todo depende de las posibilidades informáticas".

WEB PARA CRÉDITOS PIGNORATICIOS

Asimismo, las fuentes precisaron que además se está estudiando, por parte de todos los montes de piedad españoles, otro proyecto, consistente en la puesta en marcha de una web donde el cliente pueda solicitar préstamos pignoraticios a través de la Red, al modo de como funciona la web de subastas de los montes de piedad.

Precisaron a Europa Press que este proyecto es más a medio plazo e indicaron que se está analizando y estudiando, de forma que esperan ponerlo en marcha entre año y medio o dos años.

"Queremos tenerlo totalmente definido y si procede, lo pondremos en servicio, pero ahora estamos viendo la viabilidad del proyecto, que se haría en unión a todos los montes de piedad españoles", añadieron las fuentes, que destacaron el objetivo esencial de "facilitar a los clientes al acceso a un préstamo pignoraticio".