14 de diciembre de 2019
16 de noviembre de 2010

Rolls-Royce planea reemplazar las turbinas defectuosas de los motores del A380

LONDRES, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Rolls-Royce quiere recuperar las piezas aprovechables de varios motores de los aviones A380, todavía en las líneas de producción, para extraer las turbinas defectuosas y sustituirlas por otras con el fin de obtener más de una docena de nuevos motores para las aerolíneas afectadas como Qantas, según publica hoy el 'Financial Times'.

El diario, que cita fuentes del consorcio aeronáutico Airbus, asegura que la firma británica está negociando con el fabricante de aviones para poder reemplazar los motores de los 'superjumbos' el próximo año en sus plantas de Toulouse (Francia) y de Hamburgo (Alemania), aunque no precisa que aerolíneas los recibirán.

Los nuevos motores sustituirán a los antiguos Trent 900 que Rolls-Royce está revisando desde que el pasado 4 de noviembre un A380 de Qantas, equipado con este tipo de propulsor, tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Singapur.

Qantas, que tiene seis aviones de este modelo en su flota y espera tres nuevas entregas a finales de año, pondera ahora sustituir 14 motores para el A380, mientras mantiene sus 'superjumbo' en tierra tras al incidente.

Por su parte, Singapore Airlines, que también utiliza motores Rolls-Royce en sus once aviones A380, también tuvo algunos fuera de servicio la semana pasada, aunque ya ha reanudado sus operaciones.

Rolls-Royce confirmó el pasado viernes que el fallo del motor de Qantas se debía a un componente identificado en la turbina del motor, que provocó un incendio, y que planeaba sustituir dicho módulo.

Actualmente, de los 37 aviones A380 en servicio, una veintena cuenta con motores del fabricante británico, con cuatro propulsores cada uno. De esta forma, la sustitución de los 80 motores podría durar hasta bien entrado el próximo año.

Mientras tanto, Airbus ha reconocido que el incidente del A380 de Qantas, el más grave desde el lanzamiento del 'superjumbo' en 2005, podría afectar a la programación de las entregas del avión en 2011, si bien confió en que la reputación del que es el avión de pasajeros más grande del mundo permanezca "intacta" e incluso mejore con los años.

Este incidente tendrá algo de impacto en las entregas, especialmente en 2011", admitió el pasado viernes el presidente de Airbus, Tom Enders, durante una conferencia telefónica con motivo de la presentación de los resultados del tercer trimestre de EADS, matriz del fabricante.

Airbus tiene que entregar más de diez 'superjumbos' con motores Rolls-Royce antes de 2011, principalmente a Singapores Airlines, Qantas y Lufthansa.