15 de enero de 2021
4 de abril de 2012

UGT-A lamenta que los parados "son las principales víctimas de los recortes del PP"

SEVILLA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Empleo y Formación de UGT-A, Josefa Castillejo, ha lamentado que "los desempleados serán las principales víctimas de los recortes de las políticas del PP" y considera que los casi cinco millones de parados que hay en España "necesitan respuestas y no una disminución de los programas de búsqueda de empleo", tras lo que apunta que "los recortes en políticas activas de empleo ponen de manifiesto que el objetivo de este Gobierno no es crear puestos de trabajo".

En una nota, UGT-A indica que España "es hoy uno de los países de la Unión Europea que menos dinero destina a la incorporación de los desempleados al mercado de trabajo, y es también uno de los socios comunitarios con mayor tasa de paro", de forma que, a su juicio, "con estos mimbres es difícil de entender los recortes de más de un 21 por ciento en los programas de búsqueda de empleo proyectados por el Gobierno.

"Dicen que no son eficaces y operativos para crear empleo, pero esa justificación no se sostiene. En los países europeos donde hay menor tasa de paro actualmente es donde más se ha valorado y enfatizado el papel de las políticas activas de empleo", asegura Castillejo, para la que "estos recortes dejan en evidencia al Gobierno porque demuestran que su objetivo no es crear y mantener puestos de trabajo".

Considera que "recortar en el mercado de trabajo no es la mejor estrategia para salir de esta crisis", y aboga por "una política económica adecuada para recuperar los niveles de actividad y de empleo, algo que no se conseguirá disminuyendo las partidas presupuestarias destinadas a las políticas activas de empleo, al revés, lo que hay que hacer es encaminar y adecuar estas políticas activas a las necesidades que el mercado de trabajo está demandando, porque los casi cinco millones de parados necesitan respuestas".

"Si lo que pretende el Gobierno es limitar la capacidad de intervención de los sindicatos en las políticas activas de empleo, lo que hace realmente es propinar una patada en la boca de los parados limitando sus expectativas de encontrar un puesto de trabajo", ha agregado.