21 de septiembre de 2019
2 de julio de 2014

Almería.-Sostenible.-Crean un sistema para mejorar la productividad de los invernaderos a partir de su propia biomasa

Almería.-Sostenible.-Crean un sistema para mejorar la productividad de los invernaderos a partir de su propia biomasa
EUROPA PRESS/FUNDACIÓN DESCUBRE

ALMERÍA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de los grupos biotecnología de microalgas marinas y automática, robótica y mecatrónica de la Universidad de Almería y de la Estación Experimental Las Palmerillas de la Fundación Cajamar han desarrollado un sistema para mejorar la productividad de los cultivos de invernadero gracias a la recuperación del dióxido de carbono procedente de la combustión de su propia biomasa.

En concreto, la principal novedad que incluye este método es la capacidad de reutilizar el dióxido de carbono generado a partir de la combustión de los residuos vegetales, es decir, de aquellas plantas que, tras agotar su producción, suelen ser depositadas por los agricultores en puntos de recogida para ser quemadas o enterradas.

Según los expertos, uno de los principales factores que determinan el desarrollo de los cultivos agrícolas es la absorción de dióxido de carbono de la atmósfera durante la fotosíntesis, un proceso esencial para su evolución. De este modo, en invernaderos, el incremento de este compuesto que rodea a las plantas también supone el aumento de su tasa de fotosíntesis, es decir, de su crecimiento neto.

"Este fenómeno se denomina enriquecimiento carbónico y, en recintos cerrados como estos, se hace más necesario debido a las bajas tasas de renovación del aire que caracterizan a este tipo de estructuras", ha explicado el investigador de la Universidad de Almería, Gabriel Acién, en una nota de la Fundación Descubre.

En el artículo 'Development of a biomass-based system for nocturnal temperature and diurnal CO2 concentration control in greenhouses', publicado en la revista 'Biomass & Bioenergy', el equipo de trabajo ha demostrado la "viabilidad" de un sistema que aumenta la productividad de los invernaderos a través de la captura del dióxido de carbono de la combustión de su propia biomasa y su posterior aprovechamiento mediante el proceso de enriquecimiento carbónico.

Según Acién, "este modelo propone nuevas formas de manejo y procesado a pequeña escala de los residuos vegetales y conlleva, además, el ahorro de un 15% de energía respecto al resto de técnicas industriales aplicadas en grandes instalaciones como refinerías de gas, petróleo o petroquímicas".

Asimismo, el sistema también permite mantener la temperatura ambiental por encima de 15 grados centígrados en el recinto, por lo que las plantas, al no tener que hacer frente a periodos muy fríos, continúan con sus niveles de productividad a pleno rendimiento durante todo el año.