14 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

Emerita quiere convertir Aznalcóllar en "un emblema" de cómo se trabaja en Andalucía

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa minera canadiense Emerita Resources, cuyo accionista principal es el grupo financiero Forbes & Manhattan, ha señalado este viernes la importancia de su proyecto de explotación de la antigua mina de Aznalcóllar (Sevilla), que pretende convertir la zona en "un emblema" de cómo se trabaja en Andalucía.

En la presentación de este proyecto, el presidente de Emerita Resources, Joaquín Merino, y el director de Estrategia y Comunicación de Emerita Resources, Juan Luis Pozo, han explicado que la mina puede ser "una ventana de visibilidad internacional con foco en Estados Unidos y Canadá", además de un centro minero de referencia mundial y posición estratégica de Forbes & Manhattan en Europa.

Así para finales de marzo se conocerá la decisión de la Junta entre este proyecto y el del Grupo México, una vez entreguen toda la documentación necesaria para el 15 de diciembre.

Según han detallado, Forbes & Manhattan cuenta con un patrimonio neto de más de mil millones en el peor de los últimos tres años y ya ha invertido un millón de euros sólo en la presentación del proyecto, que creará 450 puestos directos, 1.400 indirectos y otros 1.400 difusos.

Tras señalar que en Aznalcóllar, por su clima, se puede trabajar 365 días al año, cuenta con un gran potencial geológico y se encuentra a 30 minutos de una gran ciudad, ha asegurado que "el proyecto se podría poner en marcha de manera muy rápida".

Asimismo, han señalado que el objetivo es hacer de la mina de Aznalcóllar un "complejo ambiental", para lo que quieren contar con el apoyo de empresarios locales. De igual manera, han llamado la atención sobre la necesidad de mano de obra cualificado. "Aquí hay un gran potencial humano pero necesitan entrenamiento y formación", han subrayado.

Preguntados sobre las exigencias medioambientales del proyecto, han apuntado que cada proyecto tiene las suyas propias y las de la Junta serían "las habituales" en cualquier otro lugar con las características de la zona de Aznalcóllar.

En este punto, también han señalado que han mantenidas diferentes reuniones con grupos y asociaciones ecologistas. Además, han querido explicar que con su proyecto no se tomaría agua de ningún acuífero porque utilizarían el agua de las balsas, unos 12 hectómetros cúbicos.

En cuanto a los residuos, han indicado que Emerita Resources pretende aplicar una técnica de tratamiento de residuos que se viene aplicando desde finales de los años 60 en Canadá y mediante la que se mezclan los residuos procedentes de la producción de concentrado con un material aglutinante de cemento para formar una especie de pasta, que se introduce en la mina, rellenando los huecos que van quedando. Esto además ayuda a dar soporte y estabilidad a la mina subterránea.